Atletismo

Luis Fernando Lucumí, voló en los Juegos Supérate Intercolegiados

Un joven de 17 años sorprendió en la prueba reina del atletismo adaptado en la Final Nacional de Supérate Intercolegiados. Luis Fernando Lucumí Villegas, de la delegación de Cauca, voló en la pista atlética del Centro de Alto Rendimiento (CAR) y no es una exageración.

Luis Fernando tiene parálisis cerebral (categoría T38) y en su debut en las justas se llevó el máximo galardón, recompensa por su arduo trabajo y entrenamiento que comenzó en el 2010. Ese año decidió prepararse para competir en los Juegos Supérate Intercolegiados y su decisión fue la más acertada.

Sin duda, su destino era ganar el título en Bogotá. “Siento una emoción muy grande y estoy feliz por tener una medalla de oro por primera vez”, recalcó el campeón finalizada la carrera.

‘Luisfer’, como lo llaman sus amigos, corrió los 100 metros con el único objetivo de ganar la medalla de oro. El caucano celebró con los brazos extendidos y mirando al cielo. Posteriormente, pronunció unas palabras muy cortas de gratitud. “Le agradezco primeramente a Dios, a mi familia y a los profesores. Incluso vino mi mamá para verme ganar”, dijo Luis Fernando con una sonrisa que contagió al público. Su rostro reflejó el verdadero espíritu y la pureza de estos Juegos.

Pero ahí no se detuvo su cosecha de triunfos. Sus 1,68 centímetros de estatura y 68 kilogramos lo llevaron por segunda vez al podio en la capital colombiana. En los 200 metros arrasó nuevamente. “Nunca había estado acá y me siento muy feliz. La clave fue respirar mucho y pedirle a Dios que me diera fortaleza. Soy muy potente en la salida y también tengo un remate muy bueno en los 100 y en los 200 metros”, reconoció el atleta que normalmente trabaja de lunes a sábado a doble jornada para representar a su departamento.

“El atletismo me gusta mucho y más los 100 metros porque es la prueba reina del atletismo”, afirmó Luis Fernando Lucumí y agregó, “Admiro a Usain Bolt, siempre lo he hecho y me he visto todas las carreras de él”.

Su biotipo lo cataloga desde ya como una de las promesas de Colombia y su futuro está en unos Juegos Paralímpicos. “Sueño con llegar unos Juegos Olímpicos. En Palmira me gané un open clasificatorio y ya ratifiqué mi marca”, afirmó el portador de un registro personal de 10,90 en la competencia más prestigiosa del mundo.

Lucumí Villegas se llevó los elogios de las distintas delegaciones, pero sin duda el más orgulloso fue Fernando Lucumí Gómez, su instructor desde hace ocho años y quien lo llama de cariño “mi atleta”. “Es un joven muy rápido y explosivo. Según datos estadísticos y chequeos, él puede dar mucho más dependiendo del trabajo que haga. Se está trabajando para grandes cosas”, concluyó el entrenador.

El dato:

Desde el 2012, la discapacidad ha tenido lugar en el programa Supérate Intercolegiados en las disciplinas de atletismo adaptado, ajedrez integrado y natación adaptada. En el 2012, el programa incluía 2 deportes y 3 discapacidades, al año siguiente eran 3 discapacidades y 3 deportes.

En las últimas dos ediciones (2014 y 2015), se invitaron 3 deportes y 5 discapacidades. En la presente edición de las justas, se inscribieron 2.030 atletas en categoría infantil, A y B. “Poco a poco hemos ido avanzando y avanzando con pasos gigantes e importantes, impactando los diferentes municipios del país. Donde tenemos niños con discapacidad los traemos para que sean practicantes del programa”, aseguró Natalia Abella, coordinadora territorial del Programa Supérate Intercolegiados en deporte adaptado.

(Prensa Juegos Supérate)

 

email
Anterior

Valle se pone al frente de las pesas en Juegos Nacionales 2015

Siguiente

Uruguay, Ecuador y Chile se ponen al frente de la eliminatoria