AtletismoBellos y Bellas

Portal de la IAAF destaca a Lorena Arenas como “Un Talento Caminando”

El portal  oficial de internet de la Federación Internacional de Atletismo, IAAF, destaca en nota de primera página a la colombiana Lorena Arenas catalogándola como una joven y talentosa promesa del deporte rey.

Sandra Lorena Arenas Campuzano, nació en Pereira, Risaralda, el 17 de septiembre de 1993. El artículo se refiere al buen 2012 que tuvo la colombiana recalcando que fue la mejor clasificada por América del Sur en la prueba de los 20 kilómetros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, al ocupar la casilla 32 con tiempo de 1:33:21, cuando en aquel entonces apenas tenía 18 años.

Así mismo destaca sus triunfos en los 10 kms., con una medalla de oro en el Campeonato Mundial junior de Marcha que tuvo lugar en Saranks, Rusia, en mayo de 2012, así como el bronce en el mundial junior de Barcelona en julio de 2012.

“Mis comienzos en el atletismo se remontan a 2009. Un día, en la iglesia, fui invitado a participar en una carrera. Yo solía ir a misa, era monaguillo en la iglesia. El sacerdote, un hombre llamado Jonathan García, me vio en la carrera. Cuando mi familia se trasladó a Medellín, él me animó a ir a la pista y buscar un entrenador. Insistió en que vio potencial en mí “, explicó Arenas, quien vive en la localidad de Bello, Antioquia,  en el noroeste de la Colombia, detallando cómo se inició en el atletismo.

“Mi primer entrenador fue Juan Camilo Calderón, el cual fue  muy importante en mi desarrollo técnico, lo que es crucial para un corredor ya que si se cometen errores técnicos, esto se paga con la descalificación. Empecé a competir en eventos locales. Mi primer logro fue el título de la juventud en mi local campeonato provincial de Antioquia en 2009.

En el 2010, empecé a entrenar en Medellín con el especialista cubano Rigoberto Medina (el entrenador del guatemalteco medallista de plata  en JJOO 2012 en 20km Marcha, Erick Barrondo), pero sus métodos de trabajo eran extremadamente duros para mí, en ese momento, yo no evolucionaba y mis resultados eran pobres. Me empecé a recuperar cuando cambié de entrenadores, primero con Víctor Zapata durante seis meses, y luego me fui a entrenar con Libardo Hoyos. No gané títulos importantes en 2010, en el 2011 tuve mi primer logro internacional importante fue el título en el Campeonato Panamericano Junior en Florida.

Mi familia, evidentemente, ha sido muy importante en mi carrera Cada vez tengo que competir en una carrera, pienso en ellos; eso me motiva e impulsa siempre a seguir adelante”.

Lorena admira al gran campeón ecuatoriano Jefferson Pérez, quien  representa un ejemplo muy bueno para todos los marchistas de Suramérica.  En Colombia su  inspiración es Luis Fernando López (ganador de la medalla de bronce en los 20 kilómetros de la marcha en el Mundial de Atletismo de Daegu, Corea, en 2011 así como a Eider Arévalo, quien es de su misma edad y ha tenido un gran éxito a nivel internacional juvenil.

Sin duda, 2012 fue un año extraordinario para Lorena Arenas, sobre su presea de oro en la IAAF World Race Walking Cup en Saransk, Rusia, dice:

“Empecé la carrera pensando en ganar, pero recuerdo que me amonestaron con  una tarjeta. En ese momento yo no quería correr riesgos, por lo que perdí un poco de terreno con los líderes. La mitad de carrera fue de 23:24, con Nadezhda de Rusia Leontyeva en primer lugar.

En la última vuelta, recobré fuerzas, iba cuarta, tratando de alcanzar el bronce, que era en ese momento para Alejandra Ortega de México. Ella me llamó delante de nosotroas iban dos rusas. La seguí, y el resto pasó muy rápidamente. No paré por agua, a pesar de que hacía calor. Yo sólo estaba concentrada en la línea de meta y en la victoria. Sólo en el control de dopaje me di cuenta de que Ortega había terminado segunda y luego Leontyeva y Yekaterina Medvedeva, las dos rusas.

“Ese título cambió mi vida deportiva. Se me dio la seguridad de creer que podía estar entre los mejores marchistas del mundo. También me demostró que podía alcanzar la marca A para los Juegos de Londres.

Después de una prueba más de 15km en Medellín, mi entrenador decidió competir en La Coruña (España), en la reunión IAAF Challenge. Yo estaba allí con mi compañera de entrenamiento Sandra Galvis. Su ritmo previsto era 4:38 por kilómetro, un poco más rápido que el mío, pero me decidí a seguir con ella y ayudarnos mutuamente. Sucedió así como así. Fuimos juntas toda la carrera, hasta los 5km finales, donde Galvis no pudo mantener el ritmo.Mi entrenador me dijo que me empujara, alos  15km y yo tenía la fuerza suficiente para hacerlo. Le gané Galvis por 48 segundos y obtuve la plaza Olímpica, estableciendo un récord sudamericano junior, y el registro colombiano, de 1:32:36.

Mi entrenador, Libardo, quien siempre es muy reservado, estaba muy impresionado con mi tiempo (el quinto mejor desempeño suramericano en la historia). Nunca planeó para calificar para los Juegos Olímpicos, que era una gran ventaja.

La siguiente parada fue en Barcelona, ​​en el Campeonato del Mundo Júnior, con los mismos rivales que en Saransk. Resultó ser el momento de la venganza para los rusos y Medvedeva Leontyeva, pero aún así fui medalla de bronce, algo muy positivo para mí. Yo no estaba totalmente contenta porque quería ganar. Sin embargo, me doy cuenta de lo importante que es ganar una medalla en un evento como ese.

Londres era entonces un sueño que cobró vida. Los Juegos Olímpicos representan un gran honor para cualquier atleta, y para mí fue un gran lugar para aprender cosas importantes para el futuro. La carrera en sí fue la más difícil de mi carrera. Había desarrollado una inflamación en las espinillas que casi me impedían competir. Como yo no podía recibir la medicación, terminé compitiendo con el dolor. Fue la primera vez en mi carrera en la que pensé en abandonar, pero, en mi mente, tuve la idea de ser la primera colombiana en terminar la carrera. Por lo tanto, me concentré en la captura de mis compañeros de equipo, primero pasé Arabelly Orjuela y luego Ingrid Hernández, en la última vuelta.

Yo era puesto 43  a 16km y terminé 32,  pero todo el mundo pagó el precio de un paso inicial muy rápido”.

La marcha atlética no lo es todo en la vida de Arenas. Ella es una estudiante de educación física y también le gusta bailar. “Me encanta el ritmo colombiano llamado Vallenato  no me gusta el fútbol”, añade, riendo.

El entrenador Hoyos entiende que Arenas se enfrentan a algunos retos en su primer año en las filas superiores. “Debido a la transición a 20km, ahora tenemos que aumentar el volumen de entrenamiento, desarrollar su fuerza y ​​mejorar su nutrición. Ella tendrá que hacer todo eso para seguir su evolución”, explicó Libardo Hoyos. “Nuestro objetivo es estar en la pelea por las medallas en los eventos regionales de 2013, para mejorar su momento en 20 km y llegar al top-20 en el Campeonato del Mundo”, agregó el mentor de la talentosa joven.

 

Por Eduardo Biscayart para la IAAF.

Fuente: http://www.iaaf.org/news/feature/call-her-sandra-or-lorena-arenas-is-still-a-w

 

email
Anterior

Diego Palomeque suspendido dos años por la IAAF

Siguiente

¡Caimanes Campeón! El viernes debuta en la Serie Latinoamericana