BaloncestoBellos y Bellas

“Mi sueño es la NBA”: Hansel Atencia

El colombiano Hansel Atencia es uno de los mejores prospectos del baloncesto colombiano. El bumangués de 17 años finalizó sus estudios de colegio y recibió una beca por parte de Liberty University, universidad de División I de la NCAA, en el estado de Virginia.

El joven armador tiene la mira puesta en llegar algún día a la NBA y este es un gran paso, pues ese es el camino que se trazan los jugadores que quieren llegar al mejor baloncesto del mundo. Alfonso Hernández de La Liga Directv de baloncesto habló con él sobre cómo ha sido su experiencia y qué expectativas tiene de cara a este nuevo paso en su carrera.

Ya completó su primer año en los Estados Unidos, ¿Cómo fue el comienzo de esta odisea?

El inicio fue duro, me hacía mucha falta mi familia y mis amigos, por eso me la pasaba pegado del celular. Pero poco a poco me fui acomodando al idioma y gracias a la ayuda de mis compañeros y profesores de Mount Mission High School, que fue el colegio al que asistí becado, me adapté y pude completar mis estudios secundarios.

¿Cómo fue este proceso de llegar a un país desconocido y tener que rendir en lo deportivo y lo académico?

Mi colegio estaba en una ciudad pequeña llamada Grundy, en el estado Virginia. Era un internado, entonces compartía mucho con mis compañeros y como ellos también venían de otros lugares, compartí mucho con ellos y fueron los que me ayudaron con la adaptación.

En lo deportivo, me destaqué mucho por mi habilidad como pasador pero por intentar involucrar a mis compañeros, dejaba pasar tiros y oportunidades de anotar, algo para lo que también tengo habilidad. Sin embargo, con el correr de la temporada pude balancear ambas facetas de mi juego.

¿Qué diferencia hay en el baloncesto, respecto a lo que se practica en Colombia?

Es mucho más físico, se juega a un ritmo más rápido, la técnica de los jugadores es más depurada. Durante la pretemporada me fue muy bien, pero en los primeros juegos de la temporada fue difícil porqué el juego se volvió mucho más físico y debí hacer un trabajo intenso de pesas para proteger el balón. También hay mucha más presión, sobre todo para mí que soy armador y debo llevar el balón.

No sólo jugó con su Colegio, sino que también compitió en AAU, ¿Cómo es el juego en esta clase de torneos?

Son torneos más cortos pero más intensos. Se puede llegar a jugar tres partidos en un día, por lo que la resistencia es algo muy importante. La competencia es más fuerte porqué llegan los mejores de diferentes estados y el nivel es muy competitivo debido a que los scouts de las universidades asisten más a esta clase de torneos y se abren muchas oportunidades para que a uno lo conozcan.

Gracias a su excelente temporada recibió becas de dos universidades de Div. I de NCAA, Marshall y Liberty, ¿Cómo se decidió?

La primera visita que hice fue a Marshall y quedé deslumbrado. Tienen excelentes instalaciones y son muy organizados por lo que prácticamente decidí ir allá. Pero luego fue a Liberty y también me dejo una gran impresión. El equipo es muy unido y  mostraron mucho más interés por eso me comprometí con ellos.

Liberty es una universidad cristiana y promueven los valores como unidad, respeto y en el equipo somos más que compañeros, una familia. Las personas son muy amables y me ayudan en todo lo que necesito tanto en lo académico, como en el deportivo.

El entrenador de esta universidad, Ritchie Mckay, acaba de ser nombrado y esta va ser su primera temporada,  ¿qué le ha dicho de su juego y como es su relación?

Él me ha dicho que tengo una gran habilidad para pasar el balón, algo que no ha visto en muchos jugadores a pesar de tener más de 35 años de experiencia como entrenador. Además, que mis compañeros disfrutan mucho jugar conmigo porqué puedo hacerlos mejores y sacar lo mejor de su juego.

¿Qué objetivo tiene en su primer año en la NCAA?

Mi objetivo es encajar con los jugadores antiguos y poder ganarme la titularidad, algo que es difícil para un jugador de primer año. Todo el verano he estado entrenando con el equipo y adelantando algunas clases de la carrera que escogí, que es Negocios Internacionales. El estudio es algo muy importante para mí y espero ser un gran estudiante atleta y responder en ambos campos.

Usted fue el jugador más joven en jugar y titularizar en un partido de la Liga DIRECTV con Búcaros, ¿Le sirvió haber tenido esta experiencia para su desarrollo como jugador?

Mucho, pues poder tener ese roce con jugadores que juegan más fuerte y con mucho más nivel que los de mí categoría, me ayudo al llegar aquí. Mis compañeros en Búcaros siempre me hablaban de la importancia de la fortaleza y física y me ayudaban en los entrenamientos para desarrollar mi juego.

¿Desde la distancia sigue a la Liga DIRECTV y a Búcaros?

Claro, siempre estoy pendiente por internet y mi mamá siempre va a los partidos y me cuenta qué está pasando. Me enteré que cambiaron de técnico y le haré fuerza desde acá, cuando empiece la siguiente temporada.

Usted está proyectado para ser el armador de la Selección Colombia, en los años por venir, ¿eso sigue estando en su panorama?

Por supuesto, cada vez que he participado la selección es un motivo de orgullo y es mi sueño poder hacerlo  en la Selección de mayores, lo que he hecho con las categorías menores y siempre que tenga la oportunidad de representar a mi país lo voy a  hacer.

¿Cuál es su principal objetivo respecto al baloncesto?

El sueño es la NBA, tengo cuatro años para demostrar que tengo el talento y responsabilidad. Si no puedo lograrlo porque es algo muy difícil, espero poder competir en alguna liga importante de Europa, cuando complete mis estudios, que es algo que también es muy importante para mí.

 

(Prensa Liga Directv de baloncesto)

email
Anterior

Dos bogotanos de la Liga Argos Futsal brillan en Kuwait

Siguiente

Jeison Murillo, el mejor de Colombia en Copa América