BéisbolPolideportivo

¡Cada vida es un partido, por eso existe la Copa Claro!

Iniciaron con gran éxito los campeonatos aficionados de fútbol y béisbol más grandes del país, en los que cada partido…¡es una gloria!

 

Desde los meses de mayo y junio de este año, más de 37 mil jóvenes, hombres y mujeres, con edades entre los 14 y los 18 años, de todos los rincones del país, vienen disputando la Copa Claro Fútbol y Béisbol 2014, el proyecto deportivo con sentido social más grande al que la empresa privada alguna le haya apostado en el país.

Con el propósito de seguir transformando las vidas de miles de jóvenes a través del deporte, generando en ellos el sentido de la responsabilidad, fomentado los valores, la equidad y la sana competencia, la Copa Claro Fútbol y Béisbol 2014, ya se encuentra en sus fases de clasificación municipal y departamental, de donde saldrán los nuevos talentos que antes eran anónimos, pero que seguramente pronto veremos haciendo parte de importantes clubes y selecciones nacionales, como fue el caso de Nathalia Rodríguez, una niña santandereana que con tan solo 14 años jugó la Copa Claro de Fútbol 2012 y gracias a su talento y a la gran visibilidad que tuvo durante el torneo, fue convocada para la Selección Colombia Sub-17, en la que como capitana, nos ha representado dignamente en varias competencias internacionales.

La Copa Claro de Fútbol

Se viene realizando desde 2009 y hasta el 2013 ha contado con la participación de más de 165 mil deportistas, de los cuales 38 mil son mujeres siendo un espacio para fomentar la equidad de género. En esta, su sexta versión, participan más de 35 mil deportistas, hombres y mujeres, distribuidos en 1700 equipos, pertenecientes a más de 350 municipios de los 32 departamentos del territorio nacional, más una delegación que participa por Bogotá y otra por las Fuerzas Armadas.

El torneo inició su eliminatoria municipal el pasado mes de junio y desde el 11 de agosto se encuentra en finales departamentales, fase que irá hasta el 7 de septiembre. Las finales nacionales se llevarán a cabo entre el 4 y el 10 de octubre. Los partidos de cierre, tanto masculino como femenino, se jugarán en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

La Copa Claro de Béisbol

Llega a su segunda versión, después del rotundo éxito alcanzado en el 2013, en el que más de 2.500 beisbolistas aficionados menores de 15 años disputaron la preciada copa con la que se alzó el conjunto de Córdoba.

En la actualidad se encuentran en competencias municipales, los equipos representantes de 12 departamentos, a los cuales se suman, uno por la zona bananera y otro por la zona ganadera de nuestro país. Las finales departamentales se realizarán entre el 27 de octubre al 9 de noviembre. La Fase final, en la que participan los equipos campeones de cada departamento se disputará del 24 al 29 de noviembre. La organización de la Copa Claro tiene previsto jugar esta etapa en los municipios de Arboletes, San Juan de Urabá y Necoclí del Urabá Antioqueño, como un llamado de solidaridad a los medios de comunicación y la opinión pública.

Además de entregar para fútbol más de 15 mil uniformes y más de 3 mil balones; y para béisbol más de dos mil uniformes y kits de bate, pelota y guante para los equipos participantes, Claro asume los costos de organización, arbitraje y mejora de escenarios para el buen desarrollo de las competencias en las diferentes regiones; así mismo, paga los gastos de traslados, hospedaje y alimentación de los cientos de jóvenes que viajan a las finales. Adicionalmente, cada uno de los miembros de los equipos ganadores recibirá computadores portátiles (primer lugar) y tablets (segundo lugar).

“Con la Copa Claro Fútbol y Béisbol, buscamos difundir la práctica del deporte entre las comunidades menos favorecidas de Colombia, para generar espacios de integración, convivencia, aprovechamiento del tiempo libre, recreación y participación familiar que contribuyan a mejorar la calidad de vida de esas poblaciones” aseguró Santiago Pardo, Vicepresidente de Relaciones Institucionales de Claro.

Cada jugador da lo mejor en la cancha, cada bateo o pase los acerca a la meta, cada partido es una gloria.

¡Cada vida es un partido, por eso existe la Copa Claro!

“Después de remar día y medio por el río Inírida, los brazos de los hermanos Nenqueteba ya no respondían. Sin embargo, recordaron que en su pueblo los aguardaban con la esperanza de que ganaran el partido que jugarían de visitantes. Entonces sonríen y deciden seguir remando sin descanso hasta el siguiente pueblo, recordando que por fortuna el fútbol se juega con los pies”.

(Historia real de la Copa Claro)

(Prensa Claro)

email
Anterior

Triatletas colombianos por una hazaña en Nanjing 2014

Siguiente

Mariana Duque, a semifinales del Seguros Bolívar Open