Bellos y Bellas

Ayrton Senna, inolvidable

El inolvidable piloto brasileño Ayrton Senna da Silva nacido en San Pablo, el 21 de marzo de 1960, falleció el 01 de mayo de 1994 a los 37 años cuando disputaba una carrera de la F1 en el circuito de Imola, Italia.

Pasó a las páginas doradas de la Fórmula Uno por sus dotes de piloto.  Dejó una huella imborrable en el automovilismo mundial, al conquistar tres títulos de Fórmula Uno con su manejo privilegiado.

 

“Beco”, como le decían sus allegados, creció en un buen ambiente familiar,  sin problemas económicos. A los 3 años tenía dificultades en la coordinación motriz para caminar, correr y subir escalera.  No podía levantar nada sin que se le cayera, a tal punto que los demás chicos se burlaban de su torpeza,  pero ya le gustaban los autos y por eso, a los cuatro años, su padre Milton Da Silva le regaló un pequeño kart, con el motor de una cortadora de césped, fabricado en el taller de la familia.  Esto contribuyó a que al pequeño Ayrton  se le despertara aún más su pasión por los coches y la mecánica, porque no sólo le gustaba manejarlos, también era capaz de desmontar sus piezas y repararlas; en todo momento sabía lo que pasaba en el carro que manejaba. Siempre estaba experimentando y probando.

A los ocho años tuvo su primer kart de verdad. Era su juguete preferido. El padre empezó a llevarlo a la pista de karts de Interlagos para que pudiera correr,  Ayrton  entrenaba sin parar porque no podía participar en las carreras. La edad mínima para competir era de 13 años.

Sin embargo, consiguió participar en una competencia privada, su primera carrera de kart: Tenía sólo ocho años y la mayoría de los otros tenía 15, 18 e incluso 20. Las posiciones en la parrilla se determinaban por sorteo. Ponían unos papelitos con números dentro de un casco. Por ser el más chico y el recién llegado, fue el primero en coger un papel al azar. Sacó el número 1.  De manera que en su primera carrera partió desde la  pole position. 

Cuando ya tuvo edad para competir, a los 13 años, Ayrton ganó su primer campeonato paulista.  Consiguió el título suramericano en 1977 y 1978, y el nacional desde 1978 a 1981, año en que se trasladó a Inglaterra; en ese entonces “cuna del automovilismo deportivo”, para completar su formación automovilística con un objetivo claro: la F1.

Ayrton medía: 1,75 m de estatura, pesaba 70 kg. Su Hobby era el aeromodelismo.  Practicaba jet-ski, watersking, tennis y jogging. Sus estudios superiores estuvieron relacionados con las Ciencias Empresariales. Era divorciado y  no tuvo hijos.

En 1981, Ayrton ganó la Fórmula Ford 1600 Británica. Al año siguiente consiguió el título  europeo de la categoría Ford  2000 y en 1983 ganó la Fórmula 3 inglesa.

En 1984 firmó por tres años con Toleman Hart, una escudería de segundo orden, que luego se llamó Benetton, cuyo motor se rompió en la primera carrera.  Ese año fue noveno en la clasificación de pilotos. Ayrton se liberó del compromiso firmado con Toleman, pagó una penalidad pecuniaria, quedando libre para dar el salto a un mejor equipo.  Fue así como en 1985, ingresó a Lotus, con un contrato por dos años y sueldo de  6 millones de dólares, ese año terminó cuarto al igual que 1986 y tercero en 1987.

Ayrton tenía una compleja personalidad, era tosco en la relación con sus compañeros, introvertido, sumamente religioso, meticuloso temperamental y obsesivo.  Era un virtuoso del volante, un experto en manejar bajo la lluvia, sus condiciones para el automovilismo eran envidiables supo ganarse un lugar en el cerrado círculo de la F1 y destacarse como uno de los mejores. Gran capacidad de concentración, velocidad y dominio fueron sus principales armas. El automovilismo es un deporte de alto riesgo. Ayrton Senna lo sabía pero su pasión era más fuerte.

En 1988 llegó a la poderosa escudería McLaren-Honda.  Su compañero de equipo era nada más y nada menos que Alan Prost, que en ese entonces dominaba la categoría: pero Ayrton no se dejó intimidar,  demostró ser más rápido que Prost, obtuvo 8 victorias y se adjudicó su primer título de F1

En 1989 la rivalidad entre los dos pilotos de Mac Laren estuvo al rojo vivo, la relación entre ambos era muy tensa, ni siquiera se dirigían la palabra.  Al final, en el Gran Premio de Suzuka cualquiera de los dos podía ser campeón del mundo y Ayrton quería ganar.  Por 47 vueltas, Senna persiguió sin tregua a Prost, que ocupaba el primer puesto desde la arrancada. En la chicana antes de la recta de meta Ayrton intentó el todo por el todo. Aprovechando el tramo de pista dispuesto para la entrada a los boxes, Senna ganó el interior de la curva a su rival francés. Éste, al ver la maniobra de su compañero, anticipó la curva dando como resultado el enganchón de ambos monoplazas. Prost, que con los dos coches fuera de carrera se proclamaba virtual campeón del mundo, se bajó del auto. Pero Senna, ayudado por los comisarios, pudo reincorporarse a la carrera. El brasileño, remontó sobre Alessandro Nannini, por entonces primero y le arrebató su posición, de la misma forma y en el mismo punto que lo había hecho unas vueltas antes con Prost. Cruzó la meta en primera posición, Ayrton era el campeón, pero fue descalificado por maniobras peligrosas, decisión que suscitó violentas polémicas y le dio el título a Prost. Además,  Ayrton fue multado y sancionado, por poco casi no puede participar en la siguiente temporada.

En 1990 el duelo Senna-Prost tuvo su continuidad durante todo el año. Ahora Prost ostentaba el No. 1 en Ferrari. Ambos llegaron de nuevo a Japón para dirimir quien de ellos dos era el más grande. Prost era quien tenía que ganar la carrera para mantener sus escasas posibilidades de triunfo. Pero Senna, como diría más tarde, decidió acabar la carrera en la primera curva. Prost arrancó mejor que Ayrton y se situó en primera posición. Senna decidido a todo, intentó encontrar un hueco que no existía al interior del francés y ambos monoplazas salieron de competencia, Ayrton se había tomado la justicia en sus manos y fue el campeón.

En 1991 el antagonista de Ayrton fue el británico Nigel Mansell de la escudería Williams. Fue una temporada emocionante sin dominio absoluto de ningún equipo, Senna tuvo un año difícil con algunos accidentes pero finalmente en Suzuka pudo proclamarse tricampeón mundial.

Para 1992 El potencial de los Williams había crecido enormemente, mientras que McLaren no trabajó suficientemente el nuevo auto. ‘Mansell, arrolló desde el inicio de temporada a todos los participantes incluyendo a Senna quien terminó con un cuarto puesto en la clasificación mundial de pilotos.

Para la temporada de 1993 Ayrton Senna tenía serias diferencias contractuales con su jefe  Ron Dennis.  Senna corrió para McLaren pero con un contrato que se renovaba de carrera en carrera y  sin un monoplaza acorde con sus dotes de conducción hasta el final del año que dejó como tricampeón a Prost y a Senna en el subcampeonato con un monoplaza notablemente inferior a los de sus adversarios.

 En 1994 llegó a la escudería Williams, ocupando la vacante que dejó por retiro Alan Prost.  En las primeras dos carreras no logró finalizar. La tercera era el Gran premio de San Marino y partía desde la primera posición, su última pole position y su última carrera.

Corría el  primero de mayo de 1994 en el circuito de Imola.  En la sexta vuelta Ayrton enfrentó la curva de Tamburello a 307 km/h. Pero su Williams siguió derecho e impactó contra el muro de contención. Los médicos tardaron 20 segundos en llegar al lugar. Un helicóptero lo trasladó al Hospital, permaneció algunas horas en coma pero nada pudo hacerse… Uno de los mejores pilotos que dio la Fórmula 1 había dejado de existir.

La trayectoria profesional de Ayrton Senna Da Silva se inició con su debut en Fórmula 1 el 25 Marzo de 1984.  Obtuvo su primera pole y victoria el 21 abril de 1985  y el último triunfo el 7 Nov 1993.   Participó en 162 Grandes premios de las cuales ganó 41 (2 en 1985, 2 en el ’86, 2 en el ’87, 8 en el ’88, 6 en el ’89, 6 en el ’90, 7 en el ’91, 3 en el ’92 y 5 en el ’93).  Obtuvo 23 segundos puestos y 16 terceros, visitó el podio en 80 ocasiones, contabilizó 54 abandonos, 65 pole positions y 19 records de vuelta.

La muerte de Ayrton Senna consternó al mundo entero… Brasil todavía llora la tragedia. A partir de ese momento, Senna quedó convertido en uno de los grandes mitos de la Fórmula 1 y quizá ese desenlace trágico evitó que se convirtiera en el más grande de la historia.

 

 

email
Anterior

Saeta necesitaba ganar... y ganó en la Liga Argos Futsal

Siguiente

Réquiem por Ayrton Senna