Ciclismo

Bogotá reinó en la Parada Nacional de Pista y Ruta de Paracycling

Culminó este domingo  la Parada Nacional de Pista y Ruta de Paracycling, que engalanó desde el pasado jueves a la capital de Santander.

Múltiples historias de superación en cada uno de los competidores presentes en esta justa deportiva, provocaron muestras de admiración, respeto y de cariño en los asistentes al Velódromo Alfonso Flórez Ortiz y los alrededores de la Unidad Deportiva Alfonso López en Bucaramanga.

Según el director del Indersantander, Camilo Iván Rincón León, hubo “éxito rotundo, tanto así, que la Federación nos hizo la propuesta para organizar la próxima Parada del 2015, y sin duda alguna asumiremos ese reto. Este es un evento no solamente colorido sino de ejemplo a seguir, donde estos deportistas nos demostraron que las limitaciones son mentales”.

El evento dio cierre con la pruebas de fondo en carretera, donde Santander sumó dos oros. La primera presea llegó por intermedio de Juan Diego Rodríguez Corzo, ‘El Tigrillo’, quien luego de una emocionante competencia se ubicó en el primer lugar del podio en la categoría C5. El otro metal dorado del día corrió por cuenta del tándem, conformado por Edgar Carrillo y su guía Javier Anaya, quienes ya habían cosechado una medalla de oro el día anterior.

Un pinchazo en la rueda trasera de su bicicleta, le quitó la esperanza de conseguir medalla de oro al bicampeón Mundial, Álvaro Galvis, quien debió conformarse con la presea de plata en una prueba de ruta, que sumó de recorrido cerca de 40 kilómetros.

Al final Galvis Becerra aportó dos medallas de oro y tres de plata a la delegación santandereana. La preseas de oro fueron en las pruebas de 3.000 metros persecución y contrarreloj individual de 12 kilómetros; mientras que las de plata las consiguió en las pruebas de pista de 1 kilómetro, velocidad por equipos y en la ruta de fondo, sellando así su competencia en este certamen realizado en su nombre.

“Tuve un buen balance de competencia al sumar cinco medallas. He perdido una medalla de oro por un pinchazo en carretera, pero es lo bonito del ciclismo, por un problema técnico se le da la oportunidad a otro deportista, quien también se esforzó por lograr el objetivo. Es una guerra deportiva donde la rivalidad solo existe en el deporte, una vez terminada la competencia todo se olvida y volvemos a saludamos como antes, es lo más lindo del ciclismo”, dijo Galvis Becerra.

Por su parte Sibares Moreno consiguió dos medallas de plata y dos de bronce, siendo uno de los integrantes más destacados de la delegación local.

Bogotá mostró su poderío y con un total de 17 medallas de oro se coronó campeón. El segundo lugar fue para la delegación de Boyacá que se adjudicó seis preseas de oro, y como tercero estuvo Santander al conquistar cinco veces el primer lugar del podio.

(Prensa Indersantander)

email
Anterior

¡Pooooor fin! Santa Fe le ganó a Nacional

Siguiente

Abiertas inscripciones para la Carrera de San Silvestre de Chía