Ciclismo

Carlos Betancur dijo que no le teme a Nairo Quintana

El ciclista colombiano aspira a alcanzar la forma que le permitió ganar el año pasado el Tour de Haut Var y la París-Niza.

Vencedor de la Vuelta a Colombia sub-23 en 2009, subcampeón del Mundo de la categoría ese mismo año (tras el francés Sicard) y ganador del GiroBio al año siguiente, el colombiano Carlos Betancur dio el gran salto al profesionalismo con el Acqua&Sapone en 2011. Pese a su juventud (sólo tenía 21 años), no sólo se codeó con los mejores, sino que incluso llegó a ganar el Giro de Emilia.

Sus buenos resultados en el conjunto italiano le sirvieron para fichar con el Ag2r, un equipo del World Tour, en 2013. Fue una temporada en la que tampoco pasó desapercibido al finalizar quinto el Giro de Italia, a 7:28 de Nibali, y como mejor joven.

El año pasado fue la gran sorpresa en el primer tercio de la campaña al ganar con brillantez el Tour de Haut Var y la París-Niza, además de dos etapas, por lo que lideró provisionalmente el ranking mundial. En comparación con las subidas a Concordia y Jericó, por no hablar del famoso alto de Minas, donde suele entrenarse en su país, los puertos europeos casi se le quedaban pequeños.

Bananito, como le llaman en Colombia, dejó a todo el mundo con la boca abierta cuando después de ganar la París-Niza manifestó que aún le sobraban un par de kilos de peso para estar en forma. “Yo diría que son cuatro”, replicó Vincent Lavenu, el mánager del Ag2r. Pese a ello, había sido capaz de ganar en una de las pruebas de más prestigio a nivel internacional.

Sin embargo, poco después abandonó enfermo la Volta a Catalunya y, a partir de ahí, su rendimiento cayó en picado, sumando otro abandono en la Vuelta al País Vasco y pasando desapercibido en las clásicas de las Ardenas.

Durante casi cuatro meses, hasta agosto, estuvo en su país intentando recuperarse de un citomegalovirus que había mermado su forma. Con varios kilos de más, reapareció en la Vuelta a Burgos y en la Vuelta a España, pero su rendimiento ya no era el mismo.

Ahora, en 2015, intenta volver a la senda del éxito estrenándose en el Tour de San Luis, como en 2013 y 2014. “Es una gran carrera“, dice sin dudarlo. “Hace buen tiempo y estoy cerca de casa. Es una buena preparación para las pruebas europeas“, añade con simpatía.

Carlos, sin embargo, no sólo piensa en entrenarse en San Luis.

Intentaré estar delante y ganar una etapa“, responde. “La forma que alcance me permitirá llegar a Europa con un buen nivel”, añade sabiendo lo mucho que, con sus antecedentes, se espera de él y que su siguiente cita será la Tirreno-Adriático. Sin embargo, en 2015 el Tour de Francia no entra en sus planes, ya que el equipo Ag2r La Mondiale estará liderado en el mes de julio por los franceses Péraud –segundo en 2014- y Bardet –sexto-.

“Yo me centraré en el Giro de Italia, del que tengo muy buenos recuerdos y quiero mejorar mis resultados, y en la Vuelta a España“, explica.

La clave de su rendimiento, como es obvio, dependerá de su salud, ya que nadie duda de sus cualidades. “Mi salud es buena”, matiza él. “Me esfuerzo para recuperar el tiempo perdido“, insiste.

El Tour de San Luis, a partir del 19 de enero, se encuentra en su camino y allí se encontrará, además de junto a otros grandes campeones, con su compatriota Nairo Quintana, quien llevará el dorsal número 1. “Es un excelente ciclista y el año pasado ganó en San Luis y otras carreras importantes”, como el Giro de Italia. “Pero comienza una nueva temporada y, aunque le tengo muchísimo respeto, no me da miedo”.

En el Tour de San Luis, junto a Carlos Betancur formarán parte del equipo Ag2r La Mondiale los franceses Alexis Vuillermoz y Guillaume Bonnafond, el canadiense Hugo Houle, el luxemburgués Ben Gastauer y el italiano Rinaldo Nocentini, quien fuera ocho días líder del Tour de Francia 2009.

Información Tour de San Luis.

email
Anterior

Triatleta colombiano en el Iberoamericano de Cuba

Siguiente

Real Cartagena perdió ante Quindio y es el primer eliminado