Ciclismo

Rigoberto Urán sigue como el mejor colombiano en el Giro de Italia

El ciclista francés Nacer Bouhanni (FDJ.fr) se alzó al esprín con el triunfo en la cuarta etapa del Giro de Italia, disputada entre las localidades de Giovinazzo y Bari, en una jornada marcada por la decisión de los jueces de neutralizar los últimos kilómetros del trazado a causa del riesgo de caídas.

La primera etapa de la presente edición de la carrera “rosa” en suelo italiano, tras la disputa de las tres primeras jornadas en Irlanda del Norte, se vio condicionada por la decisión de la organización de neutralizar la última de las ocho vueltas previstas al circuito urbano de Bari, punto final del recorrido.

Las malas condiciones del firme, muy resbaladizo a causa de la intermitente lluvia, y las presiones de los corredores obligaron a la dirección de carrera a tomar esta decisión con el fin de evitar posibles caídas.

Sin embargo, la temida lluvia, un fuerte chaparrón, hizo su aparición provocando la caída de los corredores del Cannondale, lo que dejó al frente de la prueba a cuatro integrantes del Giant-Shimano al entrar en los últimos mil metros.

Rigoberto Urán es el mejor colombiano en la general a 19 segundos del líder, el australiano Michael Matthews, quien tiene un tiempo de 12:28:43.

Por su parte Nairo Quintana es casilla 58 a 1:09.

El Team Colombia logró otra colocación entre los 15 primeros gracias a Leonardo Duque, quien fue 12, pero anteriormente hubieron una larga serie de resbalones que eliminaron, entre otros, a Edwin Ávila: “Ya en la últimas vueltas, tanto yo como Jeffry Romero íbamos colocados en las primeras posiciones del grupo, y entonces, en  la última vuelta, empezó a llover fuertemente. Cuando quedaba apenas un kilómetro para el final, estaba dispuesto a jugármela en el esprín – dice el velocista -, pero el primer resbalón en el asfalto mojado de los hombres del Giant creó un pequeño agujero en la parte delantera del pelotón, que trate de neutralizar inmediatamente. Desafortunadamente, fue allí cuando mi rueda perdió adherencia y acabé en el  suelo”. Afortunadamente no hubo consecuencias negativas, quien terminó la etapa sin ningún problema.

La misma caída que involucró a Ávila también condicionó el final de Jeffry Romero, quien se vio obligado a alargar la trayectoria de su curva y perder varias posiciones. Al final se clasificó en el puesto 20 de la etapa.

Este miércoles el Giro conocerá su primera llegada cuesta arriba al término de la quinta etapa, TarantoViggiano (203 km). El doble ascenso final a Viggiano podría dar lugar a las primeras cribas en carrera, pero habrá que andar vigilantes con las escapadas desde lejos. Mientras tanto se esperan lluvias en la línea de meta.

email
Anterior

Wilson Gutiérrez y César Pastrana en Colombiasports

Siguiente

Sin Tévez, pero con Messi, Argentina se prepara para el Mundial