Columna LÍDER

(Opinión) Fortaleza no es un equipo histórico, pero tiene fútbol

Con quince puntos de 18 posibles, Fortaleza fue el ganador del cuadrangular B del Torneo Águila, logrando su derecho a jugar en la Primera A en el 2016, con una historia corta, una hinchada naciente y fútbol, el equipo capitalino dejó atrás a los que “merecen ascender”

Cada vez que un equipo “chico”, “clase B”, asciende, las voces de indignación retumban en los medios y en las (sobrevaloradas) redes sociales. “Es que X o Y ciudad merece un equipo en la A” o “Ese es un equipo histórico que debe estar en el fútbol de primera” o incluso “Ese equipo no tiene hinchas y no debería ascender”, son algunas de las usuales frases y argumentos que florecen año a año.

Fortaleza tiene una corta historia: apareció en el fútbol profesional en 2011, en 2013 logró llegar a la Primera A, para volver a la B al finalizar el 2014 y ahora regresa a la máxima categoría. Luego de cambios administrativos y económicos, su hinchada es naciente (en el partido definitivo ante Leones cerca de 3000 personas llegaron a Techo) y eso hace que “merezca” estar en la categoría de equipo “chico” o “clase B” y por ende su ascenso es resistido por la opinión general.

Cabe recordar que la Liga Águila es un campeonato de fútbol, no de historia, ni de cantidad de hinchas o de incluso capacidad económica, y si un equipo como Fortaleza llegó a la A es precisamente porque mostró fútbol, algo que le ha faltado a Unión Magdalena (10 años seguidos en la B) o a América (va por su quinto año en segunda división), por citar dos ejemplos.

No vale de nada llenar estadios, tener mucho dinero o larga historia, si un equipo no muestra fútbol. ¿O será que el América, Unión Magdalena, Quindío, Cúcuta o incluso (este buen) Pereira de hoy tienen el suficiente fútbol para estar en la A y darle el “salto de calidad” tan cacareado por varios?.

email
Anterior

Coppa Italia: Cristián Zapata titular en la clasificación de Milán

Siguiente

(Audio) Nadie nos regaló nada, ni a nosotros ni a Santa Fe: Patricio Toranzo