Columna LÍDER

(Opinión) Nacional, un campeón integral

El Verde fue el mejor de este semestre en todas sus líneas: desde el pórtico hasta el entrenador pasando por los defensores, los medios y los delanteros. Ganó más, perdió menos, marcó una gran cantidad de goles y recibió algunos pocos. Tuvo al goleador del certamen, al mejor director técnico y a la afición más pasionalmente comprometida. Nacional es un campeón integral y la decimoquinta estrella fue totalmente merecida.

Nacional consagró un semestre de ensueño. Durante toda la Liga Águila 2015 – II fue animador, protagonista y actor estelar, y supo culminar tales funciones con el anhelado título. Los puntos claves de la obtención del trofeo radican en la jerarquía: la composición total del plantel y el acertado sustituto de Juan Carlos Osorio, porque lo cierto es que el Verdolaga puede componer dos oncenos de calidad y categoría; y tiene al entrenador más importante, por pasado, presente y futuro, del fútbol colombiano.

Vayamos línea por línea:

Dos arqueros de lujo: el argentino Franco Armani es un símbolo de Nacional y consolidó esta tesis en la serie de penales logrando su octavo título en la institución. Tras él aparece Camilo Vargas, uno de los proyectos más importantes en la valla que quedó en un segundo plano. Además, Neco Martínez, un histórico referente del puesto en la última década es el tercer relevo.

Dos laterales derechos: Alcatraz y Bocanegra son, posiblemente, los dos mejores marcadores de punta naturales del país. Cuatro defensores centrales: Murillo-Henríquez se consolidaron como la dupla central de Rueda, pero en el banquillo esperaron su oportunidad Francisco Nájera y Diego Peralta; además de que el estratega ofreció minutos a Davinson Sánchez, joven producto de las divisiones menores. Dos laterales izquierdos: Farid Díaz fue el dueño del carril, pero su reemplazo era Juan David Valencia un ícono de Atlético Nacional en los últimos años.

Diez mediocampistas: Yimmi Chará arribó al club por seis meses a préstamo y fue determinante en sus goles a DIM en la semifinal y a Junior en Barranquilla. El ex Monterrey fue la rueda de auxilio del DT, que lo utilizó en todas las posiciones de la mitad del campo. En la zona central se repartieron el protagonismo Alex Mejía, Alejandro Bernal y Sebastián Pérez, que en cada momento fueron determinantes para cimentar el fútbol del equipo. Quienes quedaron relegados fueron Yulián Mejía, un extraordinario volante que en Tolima maravilló y Jairo Palomino. Además, la aparición del niño Marlon Moreno, acierto total de Reinaldo Rueda, disipó las chanches de Diego Arias y del venezolano Alejandro Guerra, que sufrió una larga lesión la cual lo marginó de varios partidos. En su regreso aportó un esplendido nivel. Finalmente, el 10: Macnelly Torres tuvo discontinuidades a lo largo de la liga. Por momentos, Nacional jugó su mejor fútbol sin su presencia, lo que resultó extraño. Pero la categoría del  barranquillero es indiscutible.

Un goleador y tres atacantes: Jefferson Duque tuvo su mejor año y con Rueda explotó al máximo su potencial. Además, Orlando Berrío tuvo colaboraciones silencios pero importantes (por ejemplo en el choque ante Deportes Tolima); Jonathan Copete intervino en situaciones cumbres y Luis Carlos Ruíz fue relegado por el rendimiento de Duque.

Un estratega de jerarquía: Como afirma Rafael Villegas, Reinaldo Rueda es el entrenador más perfumado de Colombia. Su recorrido en el fútbol ratifica tal definición: ha dirigido Mundiales, Eliminatorias, Copa América y consiguió el título que le faltaba para entrar en la consideración de los grandes conductores en la cronología del deporte nacional.

El plus de la afición: La hinchada de Nacional acompañó durante todo el año. Reventó las tribunas, desplegó fantasías y alentó al equipo sin más razón que el grito constante por los colores. Algunos dicen que influye, otros opinan que los de adentro son once y el resto es un matiz, pero la realidad, sentimental y estadística, indicó que el Verdolaga tuvo un jugador extra en cada terreno.

 

 

 

email
Anterior

Ya era hora de ganar: Sebastián Holguin

Siguiente

(Audio) Gané 7 de 10 pruebas: Yuly Ramírez