Columna LÍDER

Santa Fe, el equipo que se acostumbró a ganar…

Por Ximena Galindo.

El título de la Superliga conseguido por el equipo rojo de la capital, no es más que la confirmación del buen momento que pasa. Este Independiente Santa Fe es el equipo histórico que querían ver sus hinchas; un León  que estuvo dormido cerca de 37 años, pero que volvió a su esencia ganadora, volvió a su memoria futbolística y hoy en día uno de los equipos más ganadores de los últimos años.

El título obtenido frente a otro grande ilusiona más a los seguidores del cuadro cardenal, y es bien dicho lo que se oye en el fútbol: “Dime a quién le ganas y te diré cuánto vale tu triunfo”… Pues bien, derrotando a Nacional, Santa Fe se consagró campeón de campeones en la cuarta edición de la Superliga; que por primera vez da un cupo a un certamen internacional, en este caso la copa Suramericana que se jugará el próximo semestre y que sin lugar a dudas será un reto más para los dirigidos por el argentino Gustavo Costas.

En el campo deportivo cerca de 20.000 asistentes presenciaron el regreso de dos estandartes del equipo santafereño, Luis Carlos Arias y Omar Pérez, ídolos de la parcial albirroja y su liderazgo y jerarquía se notaron en el terreno de juego.

Santa Fe saltó a buscar el resultado, perdía la serie 1-2 y esto lo obligaba a salir desde el primer minuto atacando. Llegó el gol del defensor Yerri Mina y la ilusión se apoderó del estadio, Nacional no se recuperaba del empate de la serie y se vio incómodo en la cancha. Así se irían al descanso.

Para la segunda mitad Santa Fe no pensaba en penales y quería definir la serie. El gol del triunfo y del título llegó a través de un exverdolaga: un cobro de tiro libre que le queda a Luis Páez quien puso el 2-0 después de un monumental error del arquero Armani; la táctica fija que había sido un dolor de cabeza para el onceno rojo, esta vez jugó a favor y en dos cobros de pelota quieta resolvió un partido complicado por las condiciones del terreno de juego.

De esta manera, el cuadro “cardenal” no para de celebrar, consiguió un trofeo más para adornar su vitrina, lo que ya se está volviendo costumbre en el equipo rojo de la capital;doce  títulos avalan la historia de Independiente  Santa Fe (8 títulos profesionales, dos Copa Colombia y dos Superliga).

De la mano de Gustavo Costas, técnico gaucho, y de varios jugadores que también tienen diversos títulos con Santa Fe como Daniel Torres, Yulián Anchico, Luis Manuel Seijas y el mismo Omar Pérez llegan retos importantes para el equipo, torneos internacionales, donde deberá refrendar sus condiciones y representar el buen fútbol que lo tiene hoy en lo más alto del balompié nacional.

Un cuerpo técnico ganador, equipo ganador, una dirigencia campeona y una hinchada que todavía le falta demostrar que sigue a un equipo campeón.

 

email
Anterior

Tenemos fe en ganar cosas importantes: Teo Gutiérrez

Siguiente

Mi objetivo es sumar la experiencia internacional al equipo: Robinson Chalapud