Eventos Especiales

Luis De la Rosa y Olga Julio no pudieron conseguir su primer título mundial de boxeo

Por Gabriel Muhr para colombiasports.net.

En su intento de conseguir su primer título mundial minimosca, el arboletense, Luis De la Rosa (22-3-1) cayó ante el mexicano, Moisés Fuentes (18-1-1), por un contundente nocaut en el primer round, en una velada que se desarrolló en el Palenque de la Feria Mesoamericana de Tapachula en el estado de Chiapas.

Fue un suspiro la esperada pelea, que definía el nuevo campeón interino minimosca de la Organización Mundial de Boxeo. El campeón mundial paja, salió a definir rápidamente las acciones y con golpes muy contundentes sobre la cabeza del colombiano, empezó a definir las acciones rápidamente. En su intento de cubrirse de los golpes, De la Rosa se refugió sobre las cuerdas lo que llamo a la cuenta de protección del tercer hombre sobre el cuadrilátero. 

En la reanudación, y tras la cuenta del réferi, las acciones siguieron a favor del azteca quien siguió con una balacera de golpes al cuerpo del cafetero que nuevamente se dirigió a las cuerdas, en un castigo que no tenía gracia continuar. Esas mismas observaciones que se veían en los aficionados de Tapachula se vio en José Hiram Rivera, quien decidió poner fin al combate y decretar el nocaut técnico uno para el nuevo campeón, Moisés Fuentes.

 

De otro lado, conseguir un título para Olga Julio (15-15-1) sigue siendo motivo de espera, ya que este sábado fracasó en su intento de alzar una corona mundialista en Argentina tras caer en diez rounds frente a la campeona supermosca de la Federación Internacional de Boxeo, Débora “La Gurisa” Dionicius (14-0-0).

El escenario para el combate fue el mítico Luna Park en Buenos Aires y la boxeadora de San Onofre llegaba al territorio argentino por tercera vez, luego de haber caído ante Yesica Bopp en 2011 y ante Daniela Bermúdez en 2012, en ambas por título mundial.

El combate comenzó con mucho estudio por parte de ambas boxeadoras. Fueron muy pocos golpes los dos asaltos iniciales donde prevaleció una mejor pegada de la argentina. En los posteriores, ya con mucha más soltura, la “gurisa” empezó a atacar el rostro de Julio con su mano más contundente, la derecha.

 

Esas acciones se extendieron por todo el combate y en muchos casos, la actual campeona se precipito en tratar de terminar las acciones antes de tiempo. Sin embargo, prácticamente fue un mologo de Dionicius quien volvió a retener su título y le imposibilito a la colombiana de alcanzar su primer centro mundial, en cinco oportunidades perdidas desde su primer combate en 2010.

email
Anterior

América ganó otra vez y ya está en el liderato

Siguiente

Camilo Benedetti finalizó octavo en la 2da final del web.com Tour