Bellos y BellasEventos Especiales

Reporte de la expedición colombiana desde el Monte Vinson, Antártida

Después de bajar de la cumbre, dormir en Campo 2 y al día siguiente continuar el descenso hasta el Campo Base (en una jornada verdaderamente larga y extenuante donde Nelson Cardona sufrió en la bajada fuertes dolores en su pierna amputada por el roce con la prótesis,) finalmente el equipo descansa y se recupera en el Campamento y aprovecha para revisar todos los mensajes escritos que les enviaron mientras estaban intentando la cumbre. Esperan también a que haya buenas condiciones meteorológicas para tomar el Vuelo a “Union Glacier”, la base desde donde vuelan de regreso al Continente.

El equipo confirmó que este martes 22 de enero, tomarán el avión que los llevará del Union Glacier a Punta Arenas y esperan estar de regreso en Colombia el miércoles 23 de enero, antes de la media noche.

Les dejamos el informe que Juan Pablo Ruiz, Jefe de expedición, envió para la Bitácora sobre el resultado de la Expedición:

Un equipo en la cumbre del Vinson

Por Juan Pablo Ruiz Soto

Jefe Expedición Epopeya Vinson 7 Cumbres – 19 de enero/ 2013

Estamos en Campo Base a 2.100 metros en el monte Vinson, en la Antártida. Acabamos de regresar de la cumbre, donde siete de los siete miembros del Equipo logramos la cima, a 4.897 m.s.n.m.

Resulta más fácil dar explicaciones y hablar de lecciones aprendidas cuando un error explica el no haber alcanzado un resultado. Muchas veces cuando alcanzamos un resultado de montaña, decimos “tuvimos buen tiempo y logramos la cumbre”. Esta síntesis nos lleva a perder la oportunidad de aprender de los buenos resultados.

En esta bitácora voy a intentar rescatar los aspectos del proceso que nos permitieron alcanzar el resultado de 7/7 en la cumbre.  A mi entender las razones son múltiples y este es mi intento de síntesis.

1. Preparación física. La preparación física y técnica para la montaña fue adecuada según las características del ascenso que íbamos a hacer. Una vez definido el objetivo, precisamos un plan de entrenamiento y fuimos muy cumplidos en ejecutarlo.

2. Recursos financieros y logística.  El apoyo suministrado por los diferentes patrocinadores: Pacific Rubiales, Movistar, Marca País Colombia y Coldeportes fueron suficientes, oportunos y bien utilizados. La logística pre-expedición adelantada por Epopeya Colombia fue adecuada para la realización de la expedición.

3. Logística durante la expedición. El apoyo logístico fue muy bueno. Con la ayuda de Raymond Bodenmann seleccionamos a ANI para que nos apoyara con toda la logística de la expedición. Revisadas diversas alternativas elegimos a la organización que presentaba el mejor balance costo beneficio.

4. Información meteorológica. ANI  nos suministro pronósticos de tiempo muy buenos y acertados durante la ejecución de la expedición. Todos los días nos entregaban información para los siguientes 3 días.

5. Estrategia. Definimos una estrategia adecuada. Con los referentes que teníamos de la montaña, el conocimiento de nosotros como equipo, nuestro estado físico, el conocimiento de la montaña que tenían los guías y la información meteorológica disponible, diseñamos y ejecutamos una estrategia que nos permitió aprovechar de la mejor manera posible  las condiciones encontradas.

Desde luego como normalmente decimos “tuvimos buen tiempo y logramos la cumbre”. La gran lección aprendida es que si tenemos claro el objetivo, nos preparamos adecuadamente para superar los obstáculos que sabemos vamos a enfrentar – tanto a nivel individual como a nivel del equipo- y definimos y ejecutamos un plan adecuado para avanzar en la búsqueda de nuestro objetivo, las posibilidades de alcanzar un buen resultado son muy altas.

Los resultados de la expedición al Vinson, nos permiten decir que hemos logrado los objetivos propuestos:

 A. El principal que era que Nelson Cardona (ahora con su prótesis) lograra la cima más alta de la Antártida.

B. Llevar los mensajes y propósitos de desprendimiento de los Colombianos para la construcción de un mejor país y un mejor entorno familiar y laboral.

C. Que los demás miembros del equipo lográramos la cima del Vinson. Estos propósitos fueron alcanzados respetando las prioridades que como equipo habíamos acordado: 1) La seguridad personal y del equipo es prioridad para tomar cualquier determinación para avanzar en la montaña. 2) El respeto y las buenas relaciones entre los miembros del equipo son condición para avanzar en la búsqueda del resultado.

De lo anterior podemos deducir que como equipo nos hemos consolidado y que nuevas metas y propósitos han sido identificados. Seguiremos adelante con el propósito de “Epopeya 7 Cumbres Sin límites” y para este año está planteado escalar el Monte Elbrus en Europa y  el Carstenzs en Oceanía.

Gracias por acompañarnos en esta Epopeya.

Juan Pablo Ruiz Soto,

Jefe Expedición Epopeya Vinson 2013

Foto y Fuente: http://liderazgoymontana.com/index.php/programas/epopeya-vinson-2013/item/74-un-equipo-en-la-cumbre-del-monte-vinson

email
Anterior

Un colombiano correrá 12 maratones en 12 meses por una buena causa

Siguiente

Camilo Villegas terminó 47 en el Humana Challenge, EEUU