Farándula

Cómo olvidar a Roberto José Guerrero

Roberto José Guerrero Isaza nació en Medellín hace 56 años,  el 16 de noviembre de 1958. Nacionalizado estadounidense, reside actualmente con su familia en California.

Hijo del ciclista argentino Roberto Serafín Guerrero Vigianí, quien llegó a Colombia en la década de los 50. Se enamoró del país y de una paisa (Josefina Isaza) y se quedó viviendo acá donde fue contratado por la liga de ciclismo de Cundinamarca, luego se radicó en Medellín. Allí desarrolló su otra pasión: el automovilismo, siendo quien introdujo el kartismo en Antioquia a comienzos de los años 60, además, promovió el automovilismo en Colombia. De tal forma inculcó en sus hijos Roberto José y Jaime la pasión por los autos.

Roberto empezó a competir en los karts a los 12 años, fue campeón nacional, después se marchóo a estudiar en Inglaterra en la escuela de Jim Russell; estuvo en la Fórmula Ford, la F3 y la F2 hasta cumplir el sueño de llegar a lo más alto del automovilismo internacional.

Roberto José Guerrero fue el primer piloto colombiano en ingresar a la Fórmula 1, donde estuvo desde el 23 de enero de 1982  en el GP de Sudáfrica hasta el 25 de septiembre de 1983 cuando disputó el GP de Europa. Allí tuvo el honor de codearse con pilotos de la talla del francés  Alain Prost, el brasileño Nelson Piquet y los finlandeses Niki Lauda y “Keke” Rosberg, campeones del mundo  entre otros renombrados pilotos.

En total, Roberto corrió 28 Grandes Premios con los modestas escuderías Ensing-Ford (14) y Theodore-Ford (14), por lo que no contó con un monoplaza lo suficientemente competitivo como para destacarse o  puntuar en la máxima categoría del automovilismo mundial.

Después estuvo en lo que hoy es la Indy Car de EEUU, donde ganó dos carreras en 1987, año en que tuvo un accidente que casi le cuesta la vida y que lo tuvo en coma por unos días, pero se recuperó y pudo regresar a competir en las pistas donde cumplió un papel decoroso. Algunos le criticaron su “mala suerte”, ya que en varias ocasiones cuando estaba acariciando la victoria, sucedía algo que le impedía pisar lo más alto del podio. Al respecto alguna vez dijo:  “Yo no creo en la mala suerte Cada quien hace su propia suerte . Estoy sano, estoy conduciendo un coche de carreras, tengo una buena vida … ¿qué mala suerte puede ser eso?”

Tras retirarse del automovilismo profesional, Roberto José compiyió en otras categorías y ha sido entre otras cosas, comentarista de televisión, ha trabajado con varios fabricantes de carros y asesora nuevos talentos.

Feliz Cumpleaños Roberto.

email
Anterior

Colombia, campeón invicto del Suramericano B juvenil de rugby

Siguiente

Selección Colombia de Futsal va por el título del Grand Prix de Brasil