FarándulaFútbolSelección Colombia

Faryd Mondragón, con 43 años espera su debut en el Mundial

El arquero colombiano, quien cumplió este en la concentración de la selección colombiana de fútbol en Brasil, dijo que quiere terminar su carrera futbolística por decisión propia y aseguró que el hambre de gloria ha sido un factor decisivo en el rendimiento del equipo en el Mundial.

Mondragón, quien juega en el Deportivo Cali, es el arquero suplente de David Ospina y aunque no ha tenido oportunidad de jugar en la Copa Mundo de Brasil, sostuvo que está preparado para hacerlo en el momento en el que técnico José Pékeman lo disponga.

“Uno nunca sabe cuando le toca, por eso siempre hay que estar preparado. Acá todos los 23 estamos listos, lo más importante es que cuando nos toque responder, responder a la responsabilidad, a la expectativa que hay, al compromiso tan importante”, declaró el guardameta en una conferencia de prensa.

El guardameta podría convertirse en el jugador de más edad en participar en una Copa del Mundo si entra a la cancha.

“El hambre de gloria que tiene este grupo no lo he vivido ni lo he sentido”, sostuvo al reconocer que su convocatoria a la selección colombiana durante la eliminatoria sudamericana y el Mundial le dieron un tanque de oxígeno a su carrera que ha impedido su retiro del fútbol.

El experimentado arquero, quien jugó en los mundiales de Estados Unidos 1994 y Francia 1998, aseguró que pese a su larga trayectoria aún siente los nervios y la adrenalina de los partidos y que su retiro de las canchas será por voluntad propia.

“El día que no lo sienta va a ser una muy buena señal para saber que ese día tengo que parar de jugar fútbol, no por decisión propia pero si por obligación y lo que quiero es terminar de jugar por decisión propia y no por obligación, así que afortunadamente todavía siento esas maripositas en el estómago”, aseguró.

Mondragón reconoció que Colombia, ya clasificada a los octavos de final tras dos triunfos en el Grupo C, tendrá un examen difícil en el último partido de la serie ante Japón y destacó la velocidad, el juego vertical, moderno, dinámico y con mucha técnica de los asiáticos.

El arquero dijo que la concentración mental, además de la preparación física y futbolística han sido fundamentales en el equipo colombiano que regresó a un Mundial después de una ausencia de 16 años.

“Aquí a nivel de selección y máxime en un Mundial no hay tiempo para nada, abrís y cerrás los ojos y estás afuera o estas adentro, así de sencillo”, afirmó.

“El mañana depende absolutamente de nosotros, el margen de error es casi nulo. Así que la concentración, la intensidad y el trabajo tiene que ser casi perfecto”, concluyó el arquero que ha participado en seis eliminatorias mundialistas con Colombia.

Mondragón, quien ha jugado en once equipos distintos de ocho países diferentes, entre ellos el Zaragoza español, el Metz francés, el Galatasaray turco o el Colonia, en Europa, es ya el jugador de más edad en participar en un torneo mundialista.

Con agencias.

email
Anterior

Mario Yepes salió del entrenamiento con molestia

Siguiente

Miroslav Klose igualó registro de Ronaldo en Mundial