Columna LÍDERFarándulaPolideportivo

La historia del “Momo” Romero: un campeón del mundo a quien le ha tocado pelear con el destino.

Por Ana Milena García Domínguez.

Especial para colombiasports.net.

El Distrito de Aguablanca – barrio El Retiro de la ciudad de Santiago de Cali-, hace 26 años fue testigo del nacimiento de uno de los tantos niños que vienen al mundo y que  con el transcurrir del tiempo  se enfrentan  a muchas situaciones alegres y otras dolorosas; y precisamente fue Jhonatan Eccehomo Romero Preciado,  hijo de Yeimi Cristina  Preciado  Bermúdez y Reynel Romero.

 Muchas veces el Distrito de Aguablanca fue testigo de las travesuras y el correr a diario por sus calles de ese niño que muchos lo veían como “desnutrido”, de  mirada lánguida y objeto de burlas por sus compañeros de colegio, pero bueno para jugar fútbol, incluso estuvo en la C del América; su padre el señor Reynel, aficionado al boxeo desde que prestó servicio militar le enseñó a sus hijos la disciplina del boxeo.

Lo apodaron el “Momo” en esa época,  por su segundo nombre Eccehomo, el cual lo detesta, nunca le gustó.

A comienzos de la década de los años 90, al barrio  llegó a vivir el profesor Jorge Aguirre, procedente  de Tumaco Nariño,  y  empezó  a entrenar a los niños en un Colegio del sector; con sólo siete años  a Jhonatan lo llevó a entrenar su padre, y ahí comenzó el camino. Hubo un entrenador que se atrevió a decir que el “Momo “no servía porque aparentaba estar en condiciones de raquitismo”.

 Antes que el “Momo”,  se preparó a otro hijo del señor Reynel,  René,  considerado como un excelente boxeador, el cual fue víctima de la violencia en el sector donde habitan su familia en el Distrito de Aguablanca..

 Llegó el momento de participar en su primer combate infantil cuando tenía 14 años; después en campeonatos municipales y departamentales,  siendo campeón nacional en la categoría infantil.

En el Municipio de Rozo, Romero quedó campeón nacional Junior, donde peleó también su hermano René Romero y dejó una marca de seis combates ganados lo que comúnmente se conoce como RSC   o  nocaut; tanto Rene Como Jhonatan quedaron campeones nacionales.

“Momo “siguió como juvenil, coronándose  campeón nacional en la ciudad de Ibagué, participando en otros campeonatos en diferentes partes del País, en todos quedó campeón.

En esta instancia de su juventud no había para Jhonatan mujer alguna que no conquistara, catalogándose como mujeriego, bebedor, buscador de peleas y su mayor pensamiento el dinero.  Admirador del boxeador de Fidel Bassa.

Se conoce con Yurani Hurtado, su actual compañera, se enciende la llama del amor y decide seguir su carrera de la vida como profesional del boxeo. “Momo” tuvo una lesión grave, pronosticándose que iba a quedar lisiado  de un hombro, en ese entonces el gerente de Indervalle  Luis Fernando Martínez  buscó  médicos deportológos y encontraron al doctor Carlos Eduardo Posada con el médico  Carlos Figueroa quienes recuperaron al “Momo”; se le probó a muchos y a la misma Federación Colombiana de Boxeo que se rescató al “Momo”.

Fue a  los Juegos Olímpicos de Beijín 2008 quedando  de octavo en el mundo y su amigo  Oscar Rivas de quinto.

Para Romero la vida no ha sido fácil, le ha tocado pelear con el destino, obteniendo pérdidas muy valiosas y no  recuperables como las de sus hermanos René, Ricardo y Felipe, víctimas de la  violencia; con la justicia tuvo problema por posesión de un arma,  siendo el transcurrir de la vida de Jhonatan rodeada de varios asaltos complejos, lo  cual ha ido superando.

Es considerado como un excelente hijo y ahora rey entre sus hermanas María de Los Ángeles,  Nathalí y Diana Fernanda.

Para enero de 2010, Romero peleador en la categoría gallo fue agredido cuando iba junto al también boxeador Oscar Rivas, pues ambos estaban visitando a un amigo común en el barrio El Retiro. Por la herida en la pierna derecha el púgil no pudo cumplir compromisos profesionales que tenía en el país y en Argentina en febrero de ese año.

Decide cambiar su vida para mejorar, motivado por  su familia,  el motor que lo estimula a seguir adelante y hacer el mejor; ya no piensa solo en plata, si no en ganar los campeonatos, darle triunfos a su país, ser mejor persona, esposo y padre de tres hijos: Jhonatan, Lesly Dayana y Diana Fernanda.

Jorge Aguirre, el entrenador de la Liga vallecaucana de boxeo, ha sido el propulsor y el responsable de que el pugilista caleño sea uno de los pegadores más técnicos de Colombia.

Aguirre lo ha entrenado desde que tenía siete años de edad, en el barrio El Retiro hasta el 2008 en Juegos Nacionales de Buenaventura.  Considerado como un hijo para él, sabe que arriba del ring es un verdadero tigre, de ahí  que ha sido Campeón panamericano en torneos de boxeo, sexto en el mundo campeonato mundial en Chicago 2007, clasificó juegos de Beijín en 2008, ocho veces campeón nacional y siete veces el mejor boxeador de Colombia libra por libra. Luego de llegar  de la olimpiada toma la decisión de saltar al profesionalismo, para buscar una alternativa económica, cosa que en el al amateurismo veía difícil de lograr.

Romero, a partir de ese momento es orientado por el experimentado entrenador Orlando Pineda García,  con quien  traspasó todos los retos en Estados Unidos, como ganar diversos combates  como los efectuados en el Chumash Casino de Santa Ynez, California, en lo que ha sido la prueba más difícil de su carrera; superó por decisión dividida en 10 vueltas a Chris Avalos y en el mismo escenario donde le ganó a Avalos, supera ampliamente  a Efraín Esquivas, por el lugar número dos en la Federación Internacional de Boxeo (FIB), entre otros, buscando el camino para el  título mundial que al final consiguió.

Jonathan ‘El Momo’ Romero se convirtió en el  primer caleño campeón mundial de boxeo, al obtener el 16 de febrero  de 2013 el título del peso súper gallo de la Federación Internacional de Boxeo, FIB, al imponerse por decisión dividida al mexicano Alejandro López, en combate celebrado en el Auditorio Municipal de Tijuana, Baja California, México. Es el pugilista  número 42 que ha tenido Colombia.

Romero, impuso su calidad a lo largo de los 12 asaltos, pero a pesar de ello la votación de los jueces fue dividida  siendo la siguiente: Joseph Pasquale puntuó a favor del colombiano 115-112; Lisa Giampa vio ganador al vallecaucano 116-111: mientras que James Bagshaw fue el único que dio la victoria para el mexicano 115 a 112.

Con  el logro obtenido por Romero  en territorio mexicano, Colombia tiene en la actualidad a dos campeones mundiales. El otro título lo ostenta la cordobesa Enis Pacheco.

De los 42 campeones mundiales que ha tenido nuestro país, hay que rescatar que el primero lo obtuvo Antonio Cervantes Reyes, Kid Pambelé, el 28 de octubre de 1972.

Entre otros títulos destacados de colombianos fueron para Rodrigo Valdés (1974), Ricardo Cardona (1977), Prudencio Cardona (1982), Miguel ‘Happy’ Lora (1985), y Fidel Bassa (1987).

El Valle del Cauca es semillero de boxeadores. Han sido campeones nacionales, Ramiro Viveros en la división pluma, catalogado en la época como uno de los mejores boxeadores,    José Harley Zúñiga de Dagua,  Leonel Santos, eran cinco divisiones y el Valle tenía tres divisiones con campeones profesionales, después han venido un sin número como Uberney Zuleta súper pesado, Sigifredo Moreno, único boxeador en el mundo que fue a un olímpico Heriberto Correa,  Carlos  “El Azabache” Obregón de Buenaventura en el año 72 campeón centroamericano, Carlos Obregón, Ramón Matamba, de la ciudad de Buga Luis Fernando Rebellón.

Entre los más recientes que fueron campeones  nacionales son: Jhonatan Romero, Oscar Rivas, Luis Nieva, Oscar Iván Angulo y el señor Winston Córdoba. El Valle del Cauca ahora  tiene otros prospectos que también buscan el camino  de un título mundial de boxeo como Walinton Orobio campeón nacional pluma quien está  en la misma cuerda de Jonathan Romero, la empresa Cuadriláteros de Willy Chan en Barranquilla y Oscar Rivas de los pesos pesados, quien desde el 2008 cuando fue quinto en los Juegos Olímpicos de Beijín decidió saltar al profesionalismo y radicarse en Canadá, donde se encuentra actualmente radicado.

El nuevo campeón mundial vallecaucano  súper gallo  Jhonatan Eccehomo Romero  en las 122 libras, desde hace cerca de un año ha estado peleando en el exterior.  En la actualidad sigue invicto en 23 combates, de los cuales  doce de ellos los ha ganado antes del límite, lo que demuestra que es un boxeador contundente, pero a su vez estilista, lo que lo lleva a ser considerado un boxeador muy completo.

 Romero no es el primer vallecaucano que obtiene un título mundial de boxeo, ya había alcanzado una corona el pugilista del municipio de Dagua José Harley Zúñiga, hace cerca de diez años,  cetro que no ha sido refrendado ni dimensionado en el país por haberlo conseguido en una organización de poca trascendencia. En la actualidad Zúñiga se encuentra en el ostracismo, se desempeña como trabajador de la  construcción y a la espera que el algún momento en el país se le valore y reconozca su logro alcanzado.

Ahora Santiago de Cali se alista para recibir con merecimientos a su nuevo monarca, quien llegará a exhibir su cinturón de nuevo  campeón mundial de boxeo a la humilde gente que los vio crecer  en su barrio El Retiro del Distrito de Aguablanca en Cali.

 

(Fotos del álbum familiar del “Momo”)

email
Anterior

Vea el análisis numérico de la caída de Santa Fe en nuestra sección Videos

Siguiente

El Tijuana que visita a Millonarios, Hoy 7:30 p.m.