Farándula

Los jugadores de la Liga Argos Futsal y la Semana Santa

Llega la fecha más importante para los católicos: Semana Santa, y los jugadores al igual que los técnicos de la Liga Argos Futsal no solo se dedican a sus actividades matutinas. Para la mayoría es un momento de reflexión, de descanso y de asistir con su familia a las diferentes actividades religiosas que se llevan a cabo en sus ciudades de origen.

Unos visitan iglesias, otros monumentos, no falta el jugador que sale de viaje o al que le gusta ver películas de la ocasión. Algunos más osados pagan penitencias y caminan largas horas de un lugar a otro y que decir del que asiste al santo sepulcro a hacer los 33 credos, pidiendo por cada creo una petición.

Osmar y Yeisson Fonnegra – Águilas Doradas

Para la familia Foonegra es de vital importancia la Semana Santa. Ya tienen una tradición que aplican año tras año. El jueves, van a visitar monumentos; el viernes por la mañana asistirán a la misa del Viacrucis y por la tarde visitan el santo sepulcro donde reflexionan y le piden a Dios.

Esteban Sánchez – Attle Cóndor

El arquero capitalino, nominado a uno de los mejores jugadores jóvenes del planeta, no es muy devoto de Dios, pero en la Semana Mayor cumplirá una penitencia: subirá a Monserrate junto a su pequeño hijo y esposa a darle las gracias a Dios por tan buenas cosas que le ha regalado. Él seguramente lo hará caminando.

Luilly García – Cúcuta Niza

Es habitual en las familias nortesantandereanas el salir con sus seres queridos a visitar diferentes iglesias y la de este jugador del Cúcuta Niza no es la excepción. Los García toman los días santos para reafirmar su fe y pedir un deseo en especial que es previamente hablado entre todos para hacerlo durante dichas visitas.

Brayan Fernández – Deportivo Campaz

La Semana Santa es más que importante para Brayan Fernández. Esto se debe a que es oriundo de Popayán, una de las ciudades que más vive y demuestra su fe , en esta época, en Colombia. Entre reflexión, procesiones y grandes eventos que conmemoran esta fecha, se pasan los días en la Ciudad Blanca, pero él no podrá estar allí. Debe estar en Cali, por lo que trasladará estas celebraciones con su familia para tener un tiempo de reflexión.

Brayan Galeano – Deportivo Lyon

Él mismo lo dijo: “como buen vallecaucano, viajaré a Buga”. Buga es uno de los lugares más reconocidos por la religión católica. Allí acuden a diario cientos y hasta miles de personas para encomendarse al Señor de los Milagros. En Semana Santa, la cantidad de personas que van allí aumenta. Este viernes, uno de los que irá es Brayan Gelano, que buscará un tiempo de reflexión.

Héctor Hugo López – Deportivo Meta

Dentro del equipo, el técnico es uno de los guías espirítales y él junto a los jugadores tienen un ritual antes de los partidos: el lugar de encuentro el día del partido es la Iglesia Mayor de la Ciudad de Villavicencio. Cada muchacho hace su oración personal, se entrega a Dios y le pide con devoción.  Luego, “nos encontramos en el coliseo y antes del salir al campo hacemos otra oración, en la que nos encomendamos como equipo para que las cosas nos salgan como lo hemos planteado durante la semana”, concluyó el director técnico.

Arley Londoño Deportivo Meta

El arquero del conjunto metense tiene como tradición asistir a las procesiones de Semana Santa que realizan en Villavicencio con su familia. Además, asegura que el equipo completo es muy entregado a Dios y siempre  lo tiene presente en todo momento.

Edilberto Palma – Gremio Samario

“Con el equipo en cada partido prometemos misa y con este resultado ya tenemos una cuenta pendiente con el Señor que hay que pagarla gracias a Dios”, fueron las palabras del anotador de un doblete en el partido frente a Independiente Barranquilla, que terminó 4-4. Ese ofrecimiento es habitual en el quinteto samario que en este campeonato ya suma tres misas en acción de gracias.

Manuel Ramírez – Lanús Colombia

El entrenador del quinteto granate también celebra la Semana Santa. Como una época de mucho respeto, catalogó el adiestrador bogotano a la semana mayor, por esto durante este tiempo, disfruta siguiendo las tradiciones familiares: visitando los santuarios religiosos, asistiendo a la celebración de todas  las eucaristías, entre otros. Junto con el grupo de jugadores de Lanús Colombia tienen planeado este Viernes Santo hacer una visita a Monserrate, con el objetivo de celebrar como equipo esta semana tan importante y tener un tiempo de reflexión y oración todos juntos.

Ronald Valenzuela – Lanús Colombia

Para el jugador del equipo capitalino, el tiempo de Semana Santa es muy  importante. Ronald tiene por costumbre durante esta época asistir a la iglesia cristiana los jueves y viernes, donde se conmemora un tiempo especial, por medio de adoración, alabanza y reflexiones bíblicas que

tienen como objetivo principal “recordar que Jesucristo siempre va a estar vivo en nuestros corazones”. Además, el Viernes Santo en un tiempo especial, junto con su familia en la iglesia, celebran una cena donde toman pan y vino.

Juan Sebastián Ocampo – Once Caldas 

Todos los años Juan Sebastián Ocampo, jugador de Once Caldas de Manizales, coge el carro y se va a algún municipio de Colombia a visitar monumentos. Este año, el pivot caldense tiene planeado ir a Popayán, ciudad con mucha tradición religiosa, a reflexionar y a darle las gracias a Dios por todas las cosas buenas que tiene.

José Bravo – Real Bucaramanga

El cuidapalos del conjunto santandereano tiene un ritual que hace todos los años para estas fechas con los integrantes de su familia: caminan de Bucaramanga a una población cercana que se llama Girón. Cuando llegan, lo primero que hacen es visitar la iglesia más tradicional y posteriormente van a algún restaurante a almorzar.

Sebastián Restrepo, Real Antioquia

Este paisa es un ferviente cristiano. Durante la Semana Santa, el jugador de Real Antioquia se reúne con amigos cercanos y familiares y el jueves santo asiste a procesiones. “Para mí y mi familia es muy importante. Estar cerca a Dios es bueno, no solo para pedir favores, sino para dar gratitud”.

Yeison Jaramillo – Real Bucaramanga

El jugador asiste por regularidad a la mayoría de las actividades de la Semana Mayor, desde pequeño le ha llamado la atención. El Domingo de Ramos es uno de los días más especiales y el viernes santo asiste al viacrucis. Pero el sábado de resurrección no puede dejar de asistir al monumento del santo sepulcro y hace los 33 credos, pidiendo por cada creo una petición.

Juan Páez – Saeta Bogotá

“Yo soy católico, siempre voy a todas las actividades de la iglesia. No me gusta viajar, porque es una semana de descanso y de reflexión, de estar en casa”. Manifestó el jugador bogotano, que además guarda vigilia y asiste a la iglesia más conocida de la localidad de Bosa, al sur de la ciudad. Nunca puede faltar cada año ver su película religiosa favorita: La Pasión de Cristo.

 

(Prensa GO! SPORTS MEDIA)

email
Anterior

Piratas o Guerreros, ¿cuál será el campeón de la Liga Directv de Baloncesto 2014-2?

Siguiente

Atletas colombianos estarán en la Maratón de Santiago