Farándula

Mariana Pajón habla de su caída en los Panamericanos de Toronto

Tranquila, serena, sonriente y, ante todo, consciente de lo sucedido, así estaba la bicrossista  Mariana Pajón, horas después de sufrir una caída que la privó de la posibilidad de ganar la medalla de oro en la prueba de BMX de los XVII Juegos Panamericanos Toronto 2015.

Adolorida por los golpes sufridos en la final, a raíz de una caída provocada por la estadounidense Alise Post, pero no por la derrota, Mariana se refirió a lo sucedido, descalificó las posibles malas intenciones de su rival y redujo todo a “situaciones de carrera”.

También Mariana señaló que este capítulo ha quedado atrás y que ahora hay que seguir adelante hacia las siguientes participaciones, en especial el Mundial de BMX, dentro de 10 días, y, en la distancia, los Juegos Olímpicos Río 2016, en agosto del próximo año.

-¿Qué pasó en la competencia  final del BMX?

“Yo escogí el carril uno, que es el mejor carril para esa pista. Salí muy fuerte e hice los primeros saltos muy bien. Tu sabes que en una final uno va por todo, pero todos quieren ganar y nadie va a aflojar. De pronto, la niña de Estados Unidos y yo nos vimos una muy pegada de la otra, en esta que una prueba extrema, de contacto. Ella se descontroló un poquito, se desesperó, y ahí fue cuando se produjo todo esto, pero como situaciones de carrera”.

-A veces ocurre que situaciones como la ocurrida no fueran tan “de carrera”. ¿Es posible que esta vez, Alise Post, de Estados Unidos, como lo afirmó su hermano Miguel en redes sociales, porque ya había ocurrido algo similar en la Copa Mundo de Mánchester, hubiera tenido una intención específica de tumbarla o de cortarte el ritmo?

“Pues yo no sé. No se ella qué estaba pensando antes de salir, cuál era su objetivo. No lo conozco. Lo único es que cuando uno está en una final, por la medalla, cuando  todos entrenan y quieren llegar primero, nadie va a aflojar. Esta es una prueba en la que estamos ocho en una pista y no hay carriles, para uno mantenerse en el suyo. Puede pasar cualquier cosa. Yo no puedo decir que fue mala intención de ella, porque la conozco. No sé qué estaba pensando. Creo que se desesperó un poquito, pero insisto que son situaciones comunes en el BMX”.

-Había ganado oro en todo el ciclo olímpico, bolivarianos, suramericanos y centroamericanos y del Caribe. Esto significa alguna frustración o tan solo es un traspié que hay que superar y seguir adelante.

“Para nada es una frustración. Al contrario, esto es enseñanza, que me va a ayudar mucho más que si hubiera ganado el oro. Hoy me levanté más fuerte y ya pensando en las competencias cercanas. Me siento muy bien. Se que hice mi mejor esfuerzo, como siempre lo hago cuando salgo en una competencia”.

-¿Algunas contusiones?

“Si pero nada de importancia. Tengo una raspadura en el hombro izquierdo y unos golpes normales en una caída normal en el BMX”.

-Superado este capítulo, ¿qué viene para Mariana?

“Ya hoy empezamos de nuevo la preparación, porque de Toronto salimos para Bélgica al campeonato del mundo, que se realiza dentro de diez días. Allá también nos entregaremos de corazón”.

-Aparece, aunque aún lejana, la meta de los Juegos Olímpicos Río 2016, a los cuales usted llegará como la reina del BMX, luego del título obtenido en Londres, hace tres años.

“Pero antes habrá muchos torneos más. Por ejemplo viene el campeonato del mundo, que mencioné; hay copas mundo en Argentina y en Estados Unidos; los Juegos Nacionales, que para mi van a ser muy importantes, y otros certámenes internacionales previos a Río 2016, que me servirán para afinarme hacia esa gran meta”.

Germán Medina, el técnico de BMX de Colombia, fue enfático en rechazar cualquier sospecha sobre las intenciones de la corredora de Estados Unidos,  con quien tuvo Mariana Pajón el incidente. “En primer lugar creo en la honestidad de todos los participantes en esta modalidad, porque los conozco y doy fe de su vocación por el Juego Limpio. En segundo lugar, que una corredora de un país que tiene dos en la final, como pasó esta vez con Estados Unidos, al sacar de carrera a la favorita no asegura el triunfo a su compañera, porque cualquiera puede ganar. Los espacios son muy estrechos en la pista y todo sucede demasiado rápido”.

 

 

(Prensa COC)

 

email
Anterior

Primera medalla para Colombia en gimnasia artística por equipos en Juegos Panamericanos

Siguiente

Hellen Montoya, posible record mundial en los 200mts CRI de patinaje