Columna LÍDERFútbol

Arrancó el Mundial. Decepcionante ceremonia inaugural.

Por Rafael Villegas

Por fin llego el mundial. La máxima cita orbital en un país  netamente futbolero. La verdad esperábamos una inauguración con el sabor que los brasileros nos han regalado en cada carnaval que vemos con tanta envidia los que por nuestra naturaleza reservada no tenemos semejante desparpajo y energía sexual.

Los organizadores del mundial nos quedaron debiendo espectacularidad y sobre todo los detalles de tecnología que tanto han impresionado en espectáculos similares. Lo increíble en este aspecto es que la  presentación de un robot de auxilio a un niño discapacitado no pudo ser observado por los televidentes del mundo por una ligereza del director de transmisión que le costó el puesto.

El espectáculo coreográfico también dejo muchos vacíos en cuanto a lo que en el mundo se conoce del pueblo brasilero. Se quiso hacer un recorrido por su geografía, olvidando la belleza de sus mujeres y las escuelas de samba que son la cuota inicial de su alegría. La coreógrafa europea (¡?) se equivocó al no conocer la sensibilidad de los latinos y mucho menos de los brasileros.

Musicalmente la presencia de la bellísima Jennifer López no logro alcanzar la dimensión de hace cuatro años con nuestra Shakira y su waka waka. Además se notó a la legua que estaba “doblando” la canción del mundial. Sus acompañantes Claudia Leite y particularmente Pitbull estuvieron muy lejos de la mega estrella norteamericana.

La ilusión que quedo después de esta desabrida inauguración es que el futbol si sea exquisito.

El partido inaugural fue emotivo por la gran presentación de Croacia y el apuro de Brasil que se vio superado en un comienzo por un autogol de Marcelo.

Brasil tiene equipo para ser campeón de eso no hay duda, pero después de lo que se vio en el partido inaugural no la tiene fácil a pesar de sus grandes figuras.

La nota discordante del primer partido mundialista fue la actuación del árbitro japonés Yuichi Nishimura que tuvo jugadas muy comprometedoras como un penal otorgado a Brasil por falta a Fred y una jugada de gol , mal anulada a Croacia.

El mundial arranco, el planeta futbol esta expectante y los brasileros gozan con su religión a pesar de los tremendos problemas sociales que vive el país más extenso del continente.  Como consecuencia del descontento generalizado en el país, la presidenta Dilma Rosseuf y Joseph Blatter presidente de la FIFA se abstuvieron de sus discursos inaugurales seguramente para evitar la rechifla mais grande do mondo!.

email
Anterior

El mundial inició con escándalo arbitral. Brasil ganó en su debut.

Siguiente

Rotativo Nectar Mundial - Junio 12