FútbolMundial Brasil 2014

Brasil sigue trabajando a pocos días del Mundial

El organizador de la Copa Mundial ha cumplido solo la mitad de las mejoras en infraestructura que tenía previsto para modernizar el país antes del inicio de la Copa del Mundo, con un costo de 25.800 millones de reales (11.300 millones de dólares).

Los 12 estadios están listos, a pesar de que tres no están del todo terminados, y seis no tendrán servicio de Wi-Fi. Solo unos pocos aeropuertos han sido modernizados y una tercera parte de los proyectos de transporte urbano, destinados a aliviar la congestión en las ciudades, ha sido entregada.

El proyecto para construir el primer tren de alta velocidad de América Latina, que uniría Río de Janeiro y Sao Paulo, nunca dejó de ser un mera iniciativa.

A continuación, los principales proyectos de infraestructura de Brasil para el Mundial que alcanzaron a estar listos a tiempo, que no han sido terminados o que fueron descartados.

ESTADIOS

Entregados:

El mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro fue reformado y se redujo su capacidad a 78.640 asientos con un costo 1.200 millones de reales, dos veces lo presupuestado. Será la sede de la final del Mundial el 13 de julio.

La construcción del Estadio Nacional de Brasilia costó 1.600 millones de reales. El campo de fútbol más caro del mundo parece destinado a convertirse en un elefante blanco, ya que la capital de Brasil no tiene un club de primer nivel.

Sin terminar:

La Arena Corinthians de Sao Paulo fue entregado justo a tiempo para el partido inaugural del 12 de junio. La FIFA no tendrá tiempo para celebrar un partido de prueba a plena capacidad antes del torneo, por lo que 22.000 gradas temporales no serán probadas.

Las autoridades han renunciado a tratar de terminar un edificio adjunto en el Arena da Baixada de Curitiba antes de la Copa del Mundo. En su lugar, será instalado un centro de prensa en una carpa temporal.

El Arena Pantanal de Cuiabá está listo para ser usado, pero los trabajadores siguen construyendo aceras y mejorando algunas áreas exteriores del recinto.

AEROPUERTOS

Entregados:

La terminal 3 del aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo, la más grande del país, tuvo un costo de 5.500 millones de reales. Su finalización se produjo demasiado tarde como para que TAM, la mayor aerolínea del país y unidad de LATAM Airlines, moviera sus operaciones a dicha instalación antes del inicio del Mundial.

Brasilia añadió dos nuevos terminales al tercer mayor centro aeroportuario del país, duplicando el número de puertas. Los reguladores no han aprobado aún las operaciones en la segunda terminal.

Sin terminar:

En el aeropuerto internacional de Galeão, en Río de Janeiro, se modernizó una parte de la Terminal 1. La otra terminal se dejó para después del Mundial.

Los hinchas que lleguen al aeropuerto de Fortaleza serán recibidos en un gran tienda de campaña y no en la prevista terminal.

El aeropuerto de Congonhas, en Campinas, a las afueras de Sao Paulo, no se completó a tiempo para la Copa del Mundo y fue multado por los reguladores.

PUERTOS:

Sin terminar:

Las modernizaciones de las terminales portuarias en Salvador, Fortaleza y Natal.

Descartadas:

Terminal de barcos de cruceros de Río de Janeiro.

Con agencia.

email
Anterior

Colombia, subcampeón del Panamericano de Jiu-Jitsu

Siguiente

Colombia, y su segundo examen antes del Mundial