FútbolPrimera B

Bucaramanga le quitó el invitó a Fortaleza y pegó primero en la final de la Primera B

En el partido de ida de la gran final del Torneo Águila, Bucaramanga derrotó 0-2 a Fortaleza en el estadio Metropolitano de Techo. Con dos goles de Daniel Cataño, el equipo santandereano definirá el título del campeonato de segunda división. El equipo bogotano, con la derrota, perdió un invicto de 19 fechas como local.

En la tarde del domingo inició la serie que definirá al campeón de la Primera B, una serie entre dos equipos que ya lograron su ascenso y que pase lo que pase, iniciarán el 2016 con el puntaje del equipo 18 de la tabla del descenso, es decir, solamente jugarán para obtener el trofeo.

Bucaramanga atacó desde el inicio y generó un par de llegadas a través de César Amaya, pero poco a poco Fortaleza tomó el control de la pelota. Con juego rápido y pases precisos, el local intentó abrir el marcador, pero el ataque no era profundo. Por ello, Carlos Rodríguez con remates de media distancia exigió en dos oportunidades al portero Andrés Mosquera Marmolejo.

El primer tiempo acabó en medio de algunas lesiones e ingresos frecuentes de la camilla, algo que le quitó ritmo a los últimos minutos.

En el segundo tiempo llegaron los goles. En algo menos de 5 minutos, Bucaramanga resolvió el partido; Daniel Cataño aprovechó una desatención de la defensa capitalina y luego de un tiro de esquina remató dentro del área para marcar el 1-0, en el minuto 11 del complemento. Fortaleza no tuvo tiempo de reaccionar, porque apenas 4 minutos después, el mismo Cataño, con un furioso remate cruzado, dejó sin oportunidad al portero Sebastián Duque, anotando el 0-2.

Más allá de los cambios realizados por Nilton Bernal buscando al menos el descuento y de un par de aproximaciones, Fortaleza no logró marcar y Bucaramanga se llevó el triunfo para definir el título el próximo sábado en el estadio Alfonso López.

email
Anterior

Juan Fernando Quintero volvió a la titularidad en Rennes

Siguiente

Vasco da Gama, equipo de Duvier Riascos, descendió en Brasil