Fútbol

Colombia ilusiona.

La presentación de la selección Colombia en Bélgica es esperanzadora con miras al campeonato mundial Brasil 2014.

Esta presentación en el primero de los dos partidos amistosos con los cuales se cierra este año, de por si brillante para la selección al lograr la clasificación al mundial, ha sido más que satisfactoria.

Colombia se vio como un equipo ordenado en Bruselas particularmente en la segunda etapa donde el cuadro realizó movimientos de presión y respaldo bien sincronizados y extraños en muchos partidos de la eliminatoria. Es cierto que el partido era amistoso y de pronto no presentaba el grado de ansiedad de los cotejos en los cuales se disputaban puntos de clasificación. Es cierto pero no podemos ser tan mezquinos de no reconocer los progresos que en materia colectiva alcanzó el equipo. La presencia de Cristian Zapata llenó de seguridad el fondo de Colombia haciendo buena pareja con Amaranto Perea; Santiago Arias se afianza como el lateral derecho y Pablo Armero hizo uno de sus mejores partidos con el equipo nacional. La suerte también dio una mano cuando dos balones que eran prácticamente goles reventaron en los palos y salvaron el arco en cero para Mondragón que “debutaba” como arquero titular en la era Pekerman.

En la mitad de campo Aldo Leao fue fundamental no solo por su aplicación para mantener el equilibrio, sino que además con su buena técnica es garantía de efectividad en el primer pase cuando el equipo sale jugando. No podemos olvidar que el jugador samario en sus inicios fue volante de armado y en el fútbol mexicano donde lleva varias temporadas, aprendió la labor que hoy se torna vital en el equipo nacional, salir jugando con la pelota y entregándole un buen destino o un pase seguro al equipo como volante de primer línea. Sánchez se vio mas respaldado y seguro.

Arriba Colombia en la primera etapa no encontraba los caminos pero para la segunda mitad, el ingreso de Víctor Ibarbo le dio al equipo claridad y salida por izquierda aparte de regalarnos un maravilloso segundo gol.

James Rodríguez quien no lució tan inspirado, nos obsequió un pase  milimétrico a Falcao que con su condición de depredador  salvó la salida del arquero para colocar el primero del cuadro nacional.

Buen triunfo de Colombia que sin embargo, dejó dudas en algunas actuaciones individuales como la de Jackson Martínez quien no encaja todavía, y sobre todo no logra encontrar el camino del gol.

Este triunfo es importantísimo para seguir ubicándonos en el cuarto lugar del escalafón mundial, pero atención, no podemos caer en el folclorismo de antaño donde fuimos campeones mundiales sin haber empezado el campeonato.

RafaV

Fotos Federación Colombiana de fútbol

 

email
Anterior

América cayó y ahora espera un milagro para llegar a la final del Torneo Postobón

Siguiente

El Canal deportivo ESPN crece en Colombia