FútbolFutbol Internacional

(Crónica) Santa Fe trajo un valioso empate de Argentina y el campeón se definirá en Bogotá

El elenco Cardenal cumplió un buen partido y obtuvo un buen empate en Parque Patricios que lo deja bien parado para el juego de vuelta de la final de la Copa Sudamericana 2015. El marcador finalizó sin goles y el campeón se definirá en Colombia.

En el cotejo de ida de la finalísima de la Copa Sudamericana 2015, Huracán de Argentina e Independiente Santa Fe igualaron 0 a 0 en el Estadio Tomás Adolfo Ducó de Parque Patricios. Un desarrollo disputado, equilibrado, friccionado que tuvo al local con la posesión del balón pero neutralizado en todos los sectores por el Cardenal, no existieron mayores emociones. El León dejó una mejor imagen y la figura fue su mediocampista Yeison Gordillo.

Se dio el partido planeado por Gerardo Pelusso. Santa Fe, aplicado en la marca, sereno ante los envites iniciales del rival, fue diluyendo la posesión y la producción de Huracán y se asentó en el mediocampo logrando ganar esa batalla territorial. El mejor jugador del primer tiempo fue  Luis Manuel Seijas: el venezolano hizo de conductor, de centrador, de marcador, de carrilero, se movió por todo el campo y ofreció un despliegue extraordinario. La jugada más clara fue para el equipo capitalino tras un preciso centro de Seijas que Angulo remató de cabeza y se estrelló en el poste. No hubo mucho más en la primera parte donde Huracán se mostró ansioso y Santa Fe fue compacto, aplicado y concentrado tácticamente.

En la etapa complementaria se vio un comienzo similar a la primera mitad: el Globo incisivo, sin elaborar jugadas nítidas de gol. Ramón Ábila, desaparecido en los 45 iniciales, fue la carta de peligro del local generándose sus ocasiones pero siempre chocó con las murallas santafereñas llamadas Robinson Zapata, Yerri Mina y Francisco Meza. No hubo mucho más que un remate lejano de Bogado y un cabezazo de Mina y Santa Fe consiguió uno de los resultados que quería encontrar.

Las duplas de Santa Fe cumplieron con las expectativas: Mina y Meza se consolidaron como la mejor zaga del fútbol colombiano. Gordillo y Perlaza se complementaron en superlativo nivel borrando a Toranzo y a Montenegro, mismo trabajo realizaron Anchico y Balanta que no dejaron explotar su potencial a Espinoza. La deuda pendiente es en la faceta ofensiva porque Morelo continúa con la pólvora mojada y Angulo, entre desaciertos e infortunios, no destapa su voracidad goleadora.

El campeón de la Copa Sudamericana 2015 se definirá en Bogotá el próximo miércoles 9 de diciembre y el Cardenal tiene la gran oportunidad a disposición para conseguir su primer título continental.

email
Anterior

Copa Sudamericana: El minuto a minuto de Huracán-Santa Fe

Siguiente

Presidentes de la Conmebol y Concacaf fueron detenidos en Suiza