Eventos EspecialesFútbol

De la pasión al milagro – Entrevista a Alexis Viera – Parte II

Aquí, la segunda parte de la entrevista a Alexis Viera, realizada por Rafael Villegas, Director de ColombiaSports. El guardamenta uruguayo habla de su llegada a Colombia, su primer momento en América donde sufrió una dura lesión y críticos momentos económicos que lo llevaron a aventurarse en el fútbol chileno. Además, comenta su retorno a Cali y su amor por la hinchada y la ciudad, recuerda aquel histórico partido ante Millonarios y su relación con Chiqui García, situación que lo llevó a abandonar América. Finalmente, cuenta su actualidad, su recuperación, su encuentro con Dios y sus metas a futuro.

Segunda Parte

Los arqueros uruguayos en Colombia

“A los arqueros uruguayos le ha ido bien. Barbat y Berbia son ídolos porque fueron campeones. Muchos abrieron la puerta para que empiecen a llegar otros”

“Le cuesta adaptarse el arquero uruguayo al fútbol colombiano. Es más rápido, sin tanto pelotazo. Acá en Colombia las canchas son mejores, son más fuertes y potentes que los uruguayos y siempre cuesta. A la velocidad y potencia que hay acá, cuesta un poquito adaptarse”

Su llegada a América de Cali

“El arquero de América era Berbia, que se fue para Junior y ellos querían un arquero uruguayo. A mí se me terminaba el contrato en Nacional, ellos vieron mis videos. Me llamó Umaña que era el técnico, que quería contar conmigo y llegué. A mí me trajo Fernando Kanapkis que era el empresario y el que dio el visto bueno fue Umaña”

“Llegué en el 1999 (NdeR llegó en 2009). Un año antes América fue campeón, clasificó a la Libertadores y yo llego como la figura porque en Nacional, por el tema de Boca, era referente y vengo como la contratación más importante y a los 10 días me lesiono. Me rompí la rodilla, en el primer partido amistoso ante Centauros. Desde ahí estuve seis meses lesionado”

“Vuelvo en el segundo semestre faltando siete fechas. Umaña me da la oportunidad. Jugué mi primer partido oficial en América fue contra Pasto por Copa Colombia, pero el primero oficial en el torneo fue ante Pereira donde perdimos 2 a 1 pero me fue muy bien. Tuve siete partidos muy buenos y renové para el otro año”

“Me contacté con Berbia para preguntarle sobre América. Igualmente ya lo conocía. ¿Quién no conoce a América? Por todo lo que ha jugado, lo que ha ganado por sus finales de Libertadores. América es mundial. Lo conocen todos lo que juegan al fútbol y saben lo importante que es América”

“Estuve siete meses sin cobrar. Es muy difícil, más para un extranjero. Nacional no pagaba bien, y al no tener la familia acá no podía pedirle una mano a nadie. A mí no me gusta pedir manos, o salgo adelante o me la rebusco. Tuve momentos complicados pero nunca pasé mal, porque Dios estuvo conmigo”

“Estar sin cobrar se me hizo difícil y partí para Chile”

“Cuando llegué estaban Adrián Ramos, Arango, Iván Vélez, todos los campeones, menos Armero. Arango era más que Adrián, pero Ramos tenía más cabeza que él. Si Pablo César se lo propone, es un jugador de selección”

“Yo siempre digo que cuando no entrenas bien, no jugas bien. Hay que dar el máximo en cada entrenamiento”

“Me voy porque me usaron como imagen para que ellos quedaran como “nuestro América”. Me voy porque me ofrecieron menos de la mitad de lo que yo ganaba. Les dije “Me están echando con sutileza” y ahí dejé todo en manos de abogados”

Su paso por Chile

“Entrené un mes entrenando solo, esperando plata de América. Me fui a Uruguay, pedí permiso para entrenar en Racing y me salió lo de Ñublense por un amigo. Se necesitaba un arquero, mostraron mis videos y gustó. Eso fue un viernes y el lunes viajamos a Chile”

“El entrenador era Luis Mascoleta. Hablamos de su paso por América, pero yo no sabía”

“Estuve dos años y medio. En el primer año Ñublense estaba para descender, llegué y yo llegó Julio Barroso (un gran amigo), y ordenamos la defensa y nos salvamos del descenso. Había firmado por cuatro meses y me firmaron otro por dos años más por salvarlo”

“Al otro año Ñublense baja. Yo también estuve lesionado de la rodilla, no jugué todo el semestre y el equipo descendió. Después me recuperé al otro año, vuelvo a jugar en Segunda División y logramos el ascenso por penales. Atajé uno y yo hice el gol de penal”

El regreso a América

“Hubo un partido contra Millonarios que fue en la primera etapa. Eso me marcó mucho con el hincha de América, cuando me voy a Ñublense el hincha de América me recordó con mucho cariño”

“Cuando se terminó mi contrato con Ñublense, América necesitaba un arquero y yo en ese momento tenía una demanda contra el club. Esa demanda me hizo llegar. Era una demanda por mucha plata, pero cuando vuelvo retiro la demanda. Cobré casi el 15% de lo que tenía que cobrar, pero yo quería volver a América”

“Me enamoré de América, por la hinchada, por la ciudad. Quería hacer historia porque América estaba en la B. Vine obsesionado con el ascenso, y después pasó lo que todo el mundo sabe. No pudimos lograr el ascenso y perdimos credibilidad, donde nadie salva. En lo personal me maté por la camiseta, dejé todo adentro de la cancha, y la gente del América me recuerda con mucho cariño”

“Yo sabía que Luis “Chiqui” García no me quería. Por un lío que tuve en un América-Millonarios, que discutí con Chiqui, porque nosotros no estábamos jugando nada y ellos iban por la clasificación. Íbamos 1 a 1 y estaba haciendo tiempo, era el momento donde América no nos pagaba y García me gritó “muerto de hambre”. Que me lo grite un colega no lo acepté, cuando terminó lo encaré y discutimos. Muchos compañeros me dijeron que me la iba a cobrar y dicho y hecho que la cobró”

Aquel partido ante Millonarios

“Yo hago historia por tapar dos penales y hacer uno, y también Sergio Galván hace historia porque convirtió los dos goles y pasó a ser el goleador máximo del fútbol colombiano. Y lo de él quedó en segundo plano, porque la prensa estaba conmigo. Recibí todos los medios en casa, porque era algo insólito que nunca se había dado acá en Colombia”

Su amor por América y por Cali

“Del América me enamoré por esa hinchada que es pura pasión y corazón, así se identifica el hincha de América y esa es mi manera de jugar al fútbol. Yo juego por pasión y perdí mucha plata por jugar así. Por eso donde estuve en todos los equipos me quieren, no por vender humo o no cobrar, el hincha te marca por rendimientos”

Sobre su apodo Pulpo

“Viene de River. Del ‘Negro’ Marcel Céspedes, un fenómeno. Era tartamudo y cada vez que yo tapaba una pelota y me decía ‘Buena, Pulpo’, cuando decía eso no tartamudeaba y ahí quedó. El hincha de América empezó a buscar y quedó el Pulpo.

Su actualidad y su recuperación tras el disparo

“Mi recuperación es milagrosa. Es todo de Dios, él me trajo de vuelta a este mundo por un propósito. Sé que tengo que cumplir un proceso, pero se cual es la meta, yo me veo caminando. Por eso mi convicción, mis ganas de superarme, mi mentalidad ganadora”

“Me desperté con Dios en el corazón. Tengo un corazón limpio, sin rencores y sin odio. Sigo teniendo la misma personalidad, sigo cometiendo errores pero veo las cosas de otra manera. Hoy valoro todo, hasta ponerme una media”

“Los médicos han quedado asombrados. Yo también quedé asombrado porque todos los días veo algo nuevo, me supero un poquito más. La pierna derecha la recupero al cien por ciento en dos meses, la izquierda me va a costar más, pero me veo caminando”

“Alexis Viera siempre va a ser el mismo, no va a cambiar. A mi familia le dijeron no había chances de caminar, con esta recuperación de la pierna derecha, me paro y puedo hacer una vida independiente y normal”

“El respaldo que me ha dado la gente de Colombia es impresionante. Por eso cada día estoy más convencido de quedarme acá. Estoy enamorado de este país, de esta ciudad, cada día me aferro más a Colombia”

“Sé que tengo un propósito y voy a ayudar a muchos niños de Colombia como hoy el pueblo colombiano me ayudó a mí”

 

Escuche la segunda parte de la entrevista:

 

La primera parte está aqui: El héroe soy yo – Entrevista a Alexis Viera – Parte I

email
Anterior

Dos platas para equipo colombiano de gimnasia rítmica

Siguiente

Carlos Quinchará, en el top-10 de Punta Guillarte