Copa ColombiaFútbol

Desde el punto penal, Medellín clasificó a la final de la Copa Colombia

En un partido con goles y opciones de gol, Cali y Medellín empataron en el tiempo reglamentario en el encuentro de vuelta de la semifinal de la Copa Águila. Desde los lanzamientos del punto penal el poderoso se convirtió en el primer finalista.

El partido de vuelta de la semifinal de la Copa Águila se jugó en el estadio de Palmaseca; Deportivo Cali recibió a Deportivo Independiente Medellín, que en el encuentro de ida empataron 1-1.

El dominio azucarero se tradujo rápidamente en el marcador; el árbitro central sancionó una falta, existente, en el área visitante y Jefferson Duque se encargó del cobro para vencer a David González y marcar el 1-0 (5′). Progresivamente el poderoso equilibró el trámite del partido y con uma buena jugada colectiva terminó con el gol de Rodrigo Erramuspe (32′) siendo el 1-1. Andrés Pérez recuperó la pelota y luego de un par de pases, Duque aprovechó y por segunda ocasión venció a González, dándole de nuevo la ventaja al local (41′).

En el segundo tiempo, Cali buscó aumentar el marcador y generó varias opciones de gol, incluyendo un remate en el palo, pero un error de salida de la defensa azucarera provocó una falta en el área que Juan Fernando Quintero cobró y que Pablo Mina atajó (61′). Cali mantuvo el dominio de la pelota y logró dominar los endebles ataques de la visita, hasta que un error de Jeison Angulo le permitió a Juan Fernando Caicedo marcar el 2-2 (82′). Cali no logeó reaccionar y el encuentro terminó empatado, igual que la serie, 3-3, por lo que el clasificado a la final se definió en los lanzamientos desde el punto penal.

Didier Delgado por Cali y David González por Medellín erraron en los primeros 5 cobros, que terminaron 4-4. En el uno a uno, Fabián Sambueza erró para el local mientras que Santiago Echeverría marcó, dándole el triunfo 4-5 al poderoso de la montaña.

Anterior

Vuelven las copas mundo de patinaje sobre hielo y empezarán con 3 colombianos

Siguiente

Por penales, el Flamengo de Reinaldo Rueda con Berrio y Cuellar perdió la Copa de Brasil