Fútbol

El Mundial de Qatar, un dolor de cabeza para la FIFA

La FIFA tiene más opciones disponibles que sólo organizar una nueva votación para decidir otros anfitriones del Mundial 2022 si se prueban las acusaciones de corrupción en torno a la candidatura de Qatar, dijo el candidato para la presidencia del organismo Jerome Champagne.

El francés, el único que declaró formalmente su candidatura para las elecciones del próximo año -casi con seguridad contra el actual titular del organismo, Joseph Blatter– dijo que una eventual nueva votación estaba lejos de ser una conclusión inevitable.

“Es demasiado simplista decir que debe haber una nueva votación. ¿Se permitiría a Qatar volver a presentar una candidatura si se demuestran estas acusaciones? ¿Te imaginas que eso suceda? No lo sé. ¿A un atleta deberían dejarlo correr otra vez si es culpable de dopaje?”, dijo Champagne.

“En esta etapa, es sólo una conjetura, pero decir solo que debe haber una nueva votación es demasiado simplista”, agregó.

Qatar ha negado los reportes del diario británico Sunday Times de que fueron pagados sobornos a funcionarios para llevar el evento mundial más importante del mundo del deporte al pequeño emirato del Golfo.

El periódico informó de que tenía pruebas de que se pagaron alrededor de 5 millones de dólares a los funcionarios a cambio de votos para que la candidatura de Qatar fuera exitosa.

El qatarí Mohamed Bin Hammam, el exfuncionario que está en el centro de las acusaciones, no se ha pronunciado públicamente sobre el asunto que amenaza con eclipsar la etapa previa del Mundial de Brasil, que comienza el 12 de junio.

Bin Hammam lideraba la confederación de fútbol de Asia al momento de la decisión de conceder la Copa a su país natal.

El investigador de la FIFA Michael García ha estado detrás de las denuncias de malas prácticas en torno a las adjudicaciones de los Mundiales de 2018 y 2022 por dos años y sus resultados se presentarán cerca de dos semanas después de la final de la Copa del Mundo, que inicia en Sao Paulo la semana que viene.

Ha habido una especulación generalizada de que el organismo rector del fútbol ordenará una nueva votación si se comprueban las últimas acusaciones contra Qatar.

Pero Champagne, quien trabajó en la FIFA durante 11 años antes de dejar el organismo en el 2010 y posiblemente podría regresar como presidente el próximo año, dijo que era demasiado pronto para tal suposición.

“Estoy a favor de llevar la Copa del Mundo a lugares en los que nunca ha estado, pero el proceso tiene que ser absolutamente abierto y honesto. Todo tiene que estar sobre la mesa”, dijo.

“Tenemos que saber lo que ha pasado aquí. No podemos ir a la Copa del Mundo en el 2022 en estas condiciones”, agregó.

Con agencia.

email
Anterior

Martha Roncería, la ganadora en la Carrera Atlética Diosas de Chía

Siguiente

Nairo Quintana, líder del escalafón UCI WorldTour