Columna LÍDEREventos EspecialesFútbol

Fifa.com entrevistó a Teo Gutiérrez

La vida de Teófilo Gutiérrez ha dado un vuelco importante en los últimos meses. El delantero colombiano dejó la disciplina del Racing de Avellaneda, donde fue ídolo absoluto, para pasar al Cruz Azul mexicano, donde ha sufrido para adaptarse a su nuevo entorno.

Pese a ello, el talentoso atacante no pierde el buen humor, sobre todo, porque su presente en la selección colombiana es mucho más brillante. Referente de un equipo donde comparte vestidor y línea de ataque con, nada menos, que Radamel Falcao, Jackson Martínez y James Rodríguez, Teo no puede ocultar su alegría por los partidos de los próximos días de las eliminatorias sudamericanas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. De todo eso y más habló en una entrevista exclusiva con FIFA.com.

Una generación envidiable
La conversación comienza con el futuro cercano. Colombia marcha tercera en la tabla de Sudamérica a cuatro puntos del líder Argentina, pero dos buenos resultados en los próximos partidos ante Bolivia y Venezuela significarían un paso monumental en sus aspiraciones de estar en Brasil. Gutiérrez disfruta del momento. “La verdad es que estamos en el paso que queremos. Todavía no hemos conseguido nada, pero ganamos tres partidos importantes que nos han puesto en los lugares de clasificación directa. El nuevo profe (ndlr: José Pekerman) nos ha motivado, nos ha hecho ver y sentir muchas cosas positivas. Esperamos seguir por este buen camino”.

Para el centro delantero el presente del equipo es aún más satisfactorio porque significa un aliciente para el pueblo colombiano, que se ha volcado en masa para apoyarlos. “Con las cosas que están sucediendo en mi país, lo más lindo para nosotros es que ellos estén en los estadios y que se pongan la camiseta de la selección. Esa es una gran motivación para responder al máximo como lo estamos haciendo”, considera Gutiérrez, vicegoleador de los cafeteros en las eliminatorias con tres goles, dos menos que Falcao.

En ese sentido, existe una sinergia total con el plantel, que Teo espera se refleje en casa ante los bolivianos y como visitante frente a los venezolanos. “Van a ser dos rivales muy difíciles, pero creo que podemos sacar los seis puntos. Eso sí, debemos respetarlos y trabajar cada partido”, avisa. Su confianza, explica, se basa en lo que considera una de las fortalezas de su selección. “Hemos formado una familia… Desde el momento que dejo a mis compañeros y los profes, ya quiero estar con ellos de nuevo porque la paso muy rico, disfruto mucho el día a día. La verdad es que todos estamos poniendo nuestro granito de arena”.

Grandes compañeros, momentos complicados
En Colombia, dicho está, Gutiérrez hace dupla con Falcao, conformando así una de las delanteras más peligrosas de Sudamérica. Por si fuera poco, en ella también aparece ahora Jackson Martínez, el atacante del Porto que atraviesa una racha goleadora. “Falcao es un bendecido, una gran persona, el mejor 9 del mundo: balón que le queda, lo mete. La verdad es que ha sido una experiencia imborrable tenerlo como compañero”, afirma sin dudar. “También estoy contento por Jackson, porque le está yendo muy bien y ya hay clubes grandes preguntando por él. Eso nos llena de satisfacción a todos los colombianos”, agrega.

Con esos talentos, más el resto de sus compañeros, Colombia entera espera una reedición de aquella Generación Dorada que emocionara al planeta en la década de los noventa. Teo creció viendo a esos futbolistas y asume la responsabilidad de tomar la estafeta. “Yo lo viví de niño: (Carlos) Valderrama, (Faustino) Asprilla, Leonel Álvarez, (René) Higuita… Eran grandísimos jugadores y eso nos sigue llenando de motivación incluso ahora. Yo era un gran admirador del ‘Pibe’ por la forma en que manejaba al equipo, veía sus jugadas y, aunque yo juego otra posición, me sirvió para aprender que si uno piensa en el colectivo, los resultados llegan más pronto”.

Superando el bache
Pese a las grandes alegrías que vive con la selección, a nivel club las cosas no han rodado tan sencillas para Gutiérrez. Tras una traumática salida de Racing (ndlr: se enfrentó a algunos de sus compañeros en el vestidor) y un tan breve como inexpresivo paso por Lanús, el delantero ha sufrido para dejar huella en su nuevo equipo, el Cruz Azul mexicano. “Todo fue difícil… Lo que sucedió en Racing son cosas que pasan en el futbol, en los camerinos. No puedo esconder que fue una situación complicada pero más allá de eso, la tengo un cariño muy grande al club y a su hinchada. Ojalá un día pueda volver allá”, confiesa.

El colombiano tampoco tiene pelos en la lengua para hablar de su presente en el Cruz Azul. “Ahora estoy muy contento de llegar a un club grande, con buenos jugadores. He sufrido un poco con la adaptación a las canchas y a la altura. El fútbol mexicano es muy competitivo, con jugadores de buen nivel y clubes muy bien estructurados”, argumenta el atacante de 28 años.

Pero eso no borra la sonrisa del rostro de Teo. De hecho, se despide haciendo gala de su interminable optimismo. “Hoy estamos en un momento difícil con el club, pero mañana será tiempo de alegría… Con la ayuda de los míos, puedo llegar a ganar cosas importantes en el Cruz Azul, en la selección e ir a Europa. La confianza siempre está ahí, porque trabajo para disfrutar al máximo dentro del campo”.

Fuente: Fifa.com

email
Anterior

Panamericano de Racquetball este fin de semana en Cali

Siguiente

Daticos de Colombia vs. Bolivia en eliminatorias a Brasil 2014