Fútbol

Franco Arizala marcó en la victoria de León en la Copa Libertadores

El onceno mexicano tomó un abarrotado estadio Maracaná de Río de Janeiro con un golpe de autoridad por 2-3 sobre el Flamengo brasileño y se clasificó a octavos de final.

En un carrusel de goles en la primera parte, el colombiano Franco Arizala y el argentino Mauro Boselli pusieron en ventaja al León en dos golpes sucesivos, a los que André Santos y Alecsandro dieron respuesta para el Flamengo con sendos tantos, y Carlos Peña sentenció el partido en el minuto 83 al aprovechar un rechace.

El equipo mexicano ascendió a diez puntos, por lo que acompaña a la siguiente instancia al Bolívar boliviano, líder del grupo 7 con once unidades, que hoy ganó al Emelec ecuatoriano por 2-1.

El León, dirigido por Gustavo Matosas, se hizo con la victoria al aprovechar mejor sus opciones en una primera parte abierta, de ida y vuelta, y al controlar el juego y alejar a su rival de su propia meta al final del encuentro.

En una primera parte muy alborotada, el Flamengo se volcó al ataque en oleadas, con cierto desorden y aprovechando la profundidad de sus dos laterales titulares, Leo Moura y André Santos, quienes se perdieron los últimos partidos por lesión.

Los laterales fueron fundamentales en el juego del Flamengo, después de que Elano, cerebro del equipo, se lesionara en los primeros instantes del partido.

Las acometidas del Flamengo propiciaron los contragolpes del León, equipo que hizo gala de su velocidad y se apoyó en los centros de Elías Hernández, autor de las asistencias de los dos goles de su equipo en la primera parte.

El primero lo cabeceó Franco Arizala en una jugada a balón parado, en la que el extremo colombiano se anticipó en el salto a la defensa del Flamengo.

Los locales respondieron en una jugada similar, una falta sacada por Leo Moura y rematada por André Santos, un gol que dio paso a un frenesí anotador, con tres tantos sucesivos entre el minuto 29 y el 34.

El argentino Mauro Boselli en un testarazo que tocó el larguero antes de embocar, a pase de Hernández, puso al León en ventaja de nuevo.

A continuación los brasileños volvieron a empatar en un centro desde la izquierda, que Alecsandro remató en un escorzo y que fue desviado por el defensa Ignacio González.

En una segunda parte muy abierta, el control del balón correspondía a un León que, con el marcador a su favor, se podía permitir jugar más reposado, alargando las posesiones, aunque sin renunciar al ataque en ningún momento.

Jugando al toque, el León creó varias ocasiones de peligro, la mejor un remate de Juan José Vázquez que no consiguió atrapar Felipe y cuyo rechace volvió a acabar en las manos del portero después de un flojo remate de Boselli.

El Flamengo, todo un manojo de nervios mientras avanzaba el tiempo, se perdió en pases imprecisos y no logró llegar a rondar el área mexicana con peligro a pesar del aliento incesante de los hinchas que abarrotaron el Maracaná.

La puntilla de los mexicanos, que enmudeció al Maracaná, fue el tanto de Carlos Peña a siete minutos del final, después de recoger un rechace.

Con agencia.

email
Anterior

Juan Sebastián Toro, casilla 28 en el Desafío Ruta 40 Dakar

Siguiente

Equidad ganó y se acerca a la clasificación de la Liga Postobón