Fútbol

Iker Casillas, en medio de la división del Real Madrid

Cuando el arquero levantó triunfante el trofeo Henri Delaunay en Kiev después de que España ganara su segunda corona europea consecutiva en 2012, difícilmente podría esperar que en dos años sería silbado por sus propios aficionados en el estadio del Real Madrid.

Madrileño de nacimiento y formado en la cantera del club, el portero y capitán Casillas ha sido señalado por algunos seguidores del equipo tras un inicio decepcionante en Liga.

Primero descargaron su ira durante la derrota en casa por 2-1 ante el Atlético de Madrid cuando Casillas fue batido por Tiago con un remate de cabeza en el primer palo y los silbidos continuaron durante la victoria 5-1 contra el Basilea en el primer partido del Grupo B en la Liga de Campeones.

Pero también hay muchos seguidores del equipo blanco que apoyan claramente a “San Iker” y responden inmediatamente con una calurosa ovación cada vez que suenan los silbidos contra su ídolo.

Casillas se ganó también un fuerte aplauso cuando evitó un gol en una de las milagrosas intervenciones que le ganaron el apodo durante la sexta victoria consecutiva en la competición de clubes más importante del mundo.

Sin embargo, sigue bajo la presión del nuevo guardameta blanco, Keylor Navas, quien fue una de las estrellas de Costa Rica en el pasado Mundial de Brasil, un torneo en el que Casillas tuvo una floja actuación.

Es difícil saber por qué la atención del flojo inicio de temporada del Madrid se ha centrado en Casillas, y los medios locales están llenos de teorías conspiratorias.

Pero así como existe división entre los aficionados, hay una serie de informaciones que apuntan a diferencias en el vestuario y los compañeros de Casillas y su entrenador Carlo Ancelotti no han sido del todo proactivos en la defensa de su capitán.

Es difícil no pensar que no todo está bien entre bambalinas en el club más rico del mundo por ingresos y que el férreo control que mantiene el presidente del club, Florentino Pérez, sobre la toma de decisiones podría ser contraproducente.

“No voy a entrar en debates. Sería estúpido”, dijo el central madridista Sergio Ramos a periodistas cuando fue consultado por los silbidos tras el partido contra el Basilea.

“Por encima de todo está la institución. Nosotros, a centrarnos en lo nuestro. Iker vive con ello. Sabe que no le puede gustar a todo el mundo. No es un robot y es normal que esto le afecte”, agregó.

Pérez no ha hecho ningún comentario sobre la situación y ha sido publicado por distintos medios que su relación con Casillas es incómoda.

El empresario visitó el vestuario blanco tras el partido ante el Basilea para regalar a Casillas una réplica de La Cibeles con la que celebrar sus 15 años en el primer equipo.

ESTATUS DE HÉROE

Entonces ¿cómo un jugador que ha pasado toda su carrera profesional en el Madrid y ha ganado multitud de títulos ha perdido su estatus de héroe en tan poco tiempo?

El inicio de su caída en desgracia comenzó cuando se lesionó por una patada accidental del defensa Álvaro Arbeloa durante el partido de Copa del Rey ante el Valencia en enero de 2013.

Tras el incidente, el entonces entrenador del Madrid, José Mourinho, impuso la contratación de Diego López quien pasó de ser un sustituto temporal de Casillas a convertirse rápidamente en el primer portero, mostrando claramente que la relación entre el capitán y el entrenador estaba totalmente rota.

Después de que Mourinho cayera en desgracia y volviera al Chelsea a finales de la temporada 2012-13, la mayoría esperaba que Casillas regresara a la titularidad de la mano de Carlo Ancelotti, pero el italiano resolvió de forma sorprendente la situación dando a López el puesto en el torneo liguero y a Casillas la Liga de Campeones y la Copa del Rey.

El Madrid estuvo cerca de perder el máximo título continental después de que un error de Casillas en una salida pusiera al Atlético por delante, pero Ramos salvó al equipo con el tanto del empate en el minuto 93 para que después el Madrid aplastara al equipo colchonero 4-1 en la prórroga.

Casillas parece ser la primera opción de Ancelotti tanto para el torneo doméstico como para la Liga de Campeones esta temporada, al menos hasta ahora, pero se ha convertido en el objetivo de un grupo de aficionados que claramente están descontentos con el estado de forma del jugador y le culpan, al menos en parte, de la caída en desgracia de Mourinho.

Christian Panucci, quien jugó tres temporadas con Casillas en el Madrid a finales de la década de 1990, defendió a su compañero y dejó claro que no es la primera vez que los aficionados del Bernabéu critican a uno de los suyos.

DE LOS SILBIDOS A LOS APLAUSOS

Leyendas del equipo como Alfredo Di Stéfano o Zinedine Zidane fueron objeto de las iras del público cuando los aficionados encontraron poco satisfactoria su actuación, incluso el máximo goleador del equipo, Cristiano Ronaldo, ha sufrido la ira del público.

“El Bernabéu no ha cambiado, es siempre lo mismo”, dijo el defensa italiano en una entrevista con el diario As.

“A veces está dividido”, añadió el exjugador de 41 años, ahora ayudante del entrenador de la selección rusa, Fabio Capello.

“Hay momentos en los que la gente te silba y hay que asumirlo. Me sorprendió, para mí el gol no es culpa de Iker. Es un chico con personalidad para reaccionar y revertirlos en aplausos”, agregó.

Y, como a menudo ocurre en el fútbol, una buena racha de resultados probablemente pondría punto final a las protestas.

Si ocurre lo contrario y los aficionados insisten en atacar a Casillas, el arquero podría considerar seriamente poner fin a su relación con el club que ha representado desde los 10 años.

Con agencia.

email
Anterior

Rigoberto Urán, descartado por su equipo para la crono del Mundial

Siguiente

Alexis Henríquez, con pronta recuperación en Atlético Nacional