FútbolMundial Brasil 2014

Messi marcó en la victoria de Argentina ante Bosnia

La selección argentina sufrió más de lo esperado para ganarle 2-1 a Bosnia, pero finalmente se impuso gracias a una genialidad de su astro en el segundo tiempo.

Argentina se puso en ventaja a los 3 minutos cuando Sead Kolasinac marcó en contra de su valla a la salida de una pelota parada ejecutada por Messi, quien fue cabeceada por el defensor “albiceleste” Marcos Rojo.

El gol tempranero pareció ser malo para Argentina, que se estancó y no pudo crear opciones de gol claras en el primer tiempo.

El equipo sudamericano ingresó al campo con un esquema conservador con la idea de neutralizar la ofensiva de Bosnia. Pero lo que ganó en equilibrio lo perdió en fantasía.

En ese primer tiempo, Argentina echó de menos a Messi, cuya única contribución fue una escalada hasta dentro del área que terminó en un centro sin consecuencias, además de aquel tiro libre de la apertura.

Lo de Argentina fue tan flojo en el primer tiempo que su figura fue el hasta ahora cuestionado arquero Sergio Romero, quien primero se arrojó temerariamente a los pies Izet Hajrovic para despejar y más tarde le sacó un cabezazo con destino de gol a Senad Lulic.

Pero el entrenador Alejandro Sabella cambió el dibujo en el inicio del segundo tiempo con los ingresos del mediocampista Fernando Gago y el delantero Gonzalo Higuaín.

Y enseguida se vieron signos de recuperación, porque el balón empezó a circular de otra forma de mitad de campo hacia adelante.

Bosnia, con su fortaleza física y sus limitaciones técnicas, fue en busca del empate, pero con el ariete Edin Dzeko bien neutralizado y Miralem Pjanic intermitente sólo inquietó con algunos tiros de media distancia y un par de centros.

A los 65 minutos, Messi amplió la ventaja con una de sus características corridas paralelas a la línea del área grande, sacando un preciso remate que dio en un poste antes de llegar a la red.

Messi encaró desde tres cuartos de cancha y descargó en Higuaín, que le devolvió el balón para que el astro del Barcelona definiera con un zurdazo y desatara el festejo de unos 40.000 hinchas argentinos presentes en el mítico estadio Maracaná.

“Fue complicado, (pero) lo importante era arrancar ganando, lo pudimos hacer (…) son todos los partidos así”, dijo Higuaín.

El atacante además cortó la “maldición” que lo perseguía en los Mundiales, donde solamente había marcado un gol en ocho partidos y no celebraba desde Alemania 2006.

A partir de allí, Argentina contó con varias oportunidades de gol pero no pudo marcar, algo que le pasó la factura.

Bosnia se puso a tiro con el gol de Vedad Ibisevic a los 84 minutos, pero el conjunto europeo no logró igualar.

Con agencia.

email
Anterior

Los 10 datos del triunfo de Colombia en el Mundial

Siguiente

No "Robben" tanto