Fútbol

Mi trabajo se mide por los resultados, no por abrazos: Jorge Luis Pinto

El técnico colombiano publicó una carta en su sitio web en donde aseguró que fue a la selección centroamericana “para dar resultados y no para caerle bien a todo el mundo”.

El colombiano y la Federación Costarricense de Fútbol anunciaron el pasado jueves que no llegaron a un acuerdo para la continuidad del entrenador tras la brillante campaña en el Mundial de Brasil.

Jugadores, directivos y miembros del cuerpo técnico acusaron desde entonces a Pinto de maltrato luego de que asegurara que se iba de Costa Rica por falta de lealtad de uno de su asistentes costarricense, que no identificó, y porque la Federación no le permitió traer ayudantes a su gusto.

Pinto, en su portal web (www.jorgeluispinto.com) publicó una carta, explicando los pormenores de su relación con la selección.

Carta a la opinión pública

Referente a la polémica suscitada por mí no continuidad como director técnico de la selección de Costa Rica, me gustaría decir algunas cosas para cerrar este capítulo:

Escribo estas líneas desde Mannheim (Alemania) donde me encuentro como invitado especial en el Congreso Internacional de Entrenadores para compartir la experiencia del Mundial de Brasil gracias al resultado que obtuvimos con la selección.

Primero que todo quiero reiterar mi agradecimiento a todo el pueblo costarricense que siempre demostró su cariño a la selección y a mí como persona y entrenador, y que aún lo sigue haciendo con sus muestras de apoyo en los medios de comunicación y redes sociales.

Hace dos años regresé a Costa Rica con la intención expresa de clasificar al mundial, la dirigencia sabía claramente como es mi forma de trabajar y mi nivel de exigencia el cual es fundamental según mi criterio para lograr buenos resultados. En las conversaciones con los dirigentes que me buscaron para contratarme, les pregunté que si estaban dispuestos a trabajar bajo mi método, lo cual aceptaron sin condiciones, con la salvedad de tener varios costarricenses en el cuerpo técnico, cosa que acepté en su momento.

Si ser estricto con la disciplina y no dejar nada al azar me hace una mala persona como algunos están insinuando en los últimos días, entonces lo soySi hablar con un tono fuerte y tener carácter es ser grosero entonces lo soy… Pero es inadmisible que se esté insinuando algún tipo de violación y atropello de los derechos humanos de mi parte hacia algunas personas en la selección como ahora después de dos años de trabajo están intentando hacerle creer a la opinión pública sin fundamento alguno.

Me sorprende mucho todo lo que se está diciendo sobre mí y entiendo a todos aquellos que han sido manipulados y han tenido que declarar en contra de su voluntad para no perder su trabajo.

Yo nunca hice ningún pacto, no es mi estilo, claramente le dije al presidente que dijeran lo que tuvieran que decir que yo lo iba a hacer. A través de mi carrera siempre he hablado de frente y sin esconder nada, no es ético ocultar la realidad para beneficiar a alguien, lo más importante es el futuro de la selección y por eso preferí contar las razones de no continuar como seleccionador de Costa Rica, las cuales nunca fueron por desacuerdos económicos, ya que este punto ni siquiera lo llegamos a tratar.

Yo quería seguir, pero con un cuerpo técnico en el que pudiera confiar ciento por ciento y como no se pudo llegar a un acuerdo sobre esto, lo mejor era no continuar. La lealtad es fundamental para el trabajo en equipo y eso brilló por su ausencia en algunos de mis colaboradores, especialmente en ese que fue hasta donde el Presidente de la Fedefútbol y el Presidente de la Comisión de Fútbol a pedirles mi cargo.

Cuando yo firmo un contrato con una selección nacional, me pagan para darle triunfos deportivos a un país y a su gente, y no para caerle bien a todo el mundo, mi trabajo se mide por resultados en las competiciones y no por los abrazos que reciba de jugadores y asistentes, de nada sirve ser “querido por todos” y no alcanzar los objetivos deportivos, eso no sería ético, estaría robando a todo un país necesitado de triunfos y me sentiría mal conmigo mismo por no seguir mis valores de trabajo los cuales llevo aplicando por más de 40 años.

Tengo claro que el camino es largo. Vendrán cosas buenas para mí a nivel profesional, pero también soy consciente que aparecerán situaciones incomodas que espero saber sortear.

Finalmente le deseo lo mejor al pueblo tico, un país hermoso con gente buena que siempre quiere salir adelante, y a la selección debo decirle que no pierdan el norte y lo que han ganado ante el mundo, ya que fue un trabajo arduo que a todos nos costó mucho.

Quiero invitar al pueblo de Costa Rica a seguir celebrando y disfrutando de los logros obtenidos en Brasil 2014 como algo inolvidable y que está por encima de diatribas, chismes y presiones que en nada benefician al fútbol y al país.

Un abrazo a todos y gracias por tanto cariño.

JORGE LUIS PINTO AFANADOR.

email
Anterior

Conozca los posibles abanderados a los Olímpicos de la Juventud

Siguiente

Mariana Duque, en el Seguros Bolívar Open