Fútbol

Película de suspenso. Nacional es el otro finalista de la Liga Postobon I

Independiente Santa Fe y Nacional jugarán por la primera estrella de la temporada 2013. La misma final que se había jugado en el apertura del año 2005 y en 1971 cuando en tercer partido Santa fe se alzó con el título frente a los verdes de Antioquia.

La del cierre volvió a ser una fecha que lleno de expectativa el mundo del futbol colombiano. Los cuatro equipos del grupo B llegaban con posibilidades de ser finalistas. Tolima con la mejor opción ya que solo le bastaba ganar como local frente al Itagüí, Nacional debería ganar y esperar que el Tolima no ganara, Pasto ganar y esperar una derrota del Tolima e Itagüí ganarle al Tolima y esperar por lo menos un empate en Medellín. Toda una serie de cálculos que al final jugaron sobre las postrimerías de la fecha.

Nacional comenzó ganando su partido desde los primeros minutos con un gol de Fernando Uribe de golpe de cabeza a centro de Elkin Calle 1 x 0. Tolima que debía ganar su compromiso para no depender de nadie empataba a 0 con Itagüí. El clasificado era Nacional con ese gol.

Al minuto 41 del PT Humberto Maquines de Pasto empató de balón cruzado que no pudo detener el portero “Neco” Martínez. Tolima igualaba 0 x 0 con Itagüí. Con ese parcial el clasificado era el Tolima. Así terminaban los primeros tiempos en Medellín e Ibagué.

Fernando Uribe celebra su gol. Foto Liga Postobon.

Iniciando el segundo tiempo Pasto recibe el segundo gol en contra, jugada de Juan David Valencia quien enredado llegó por la izquierda, la pelota quedó suelta para Nájera quien había subido a acompañar, remato cruzado dejando quieto al arquero Lucero Álvarez. 2 x 1.  Tolima empataba a 0 con Itagüí. El clasificado era Nacional. En la fecha quedaban 40 minutos de manejo para Nacional y de angustia en Ibagué donde el local necesitaba un gol que le diera su paso.

Tolima no jugaba bien expresaban los relatores radiales. Los dirigidos por Carlos Castro soportaban un juego donde el que llegaba a buscar el gol eran los pupilos del tolimense Jorge Luis Bernal hoy técnico del Itagüí. Faltaban 10  minutos para finalizar la fecha cuando el veterano, Víctor Cortes tomó un remate de 25 mts para sellar la suerte del Tolima y abrir la esperanza de un gol de Pasto para lograr lo impensado, la clasificación de Itagüí.

Fueron 10 minutos de angustia en Medellín y su vecindad Itagüí, esperando en un lado que Nacional no recibiera un gol y en el sur del valle del Aburrá que el Pasto sí lo marcara.

Al final, cuando el árbitro Ulises Gamarra sonó el pito, la explosión de alegría de los verdes solo tuvo que esperar un minuto para que Imer Machado terminara el juego de Ibagué y la algarabía represada de los hinchas verdes se hiciera sentir.

Atrás quedaron en Medellín las dudas que deja su técnico Osorio en el manejo del equipo. Una vez más en la historia del futbol un gol deja de lado el análisis táctico para dar paso a la pasión que despiertan las victorias.

En Ibagué una vez más se paseó el ave de la amargura y la frustración. Algunos desahogaron su rabia frente a Gabriel Camargo, el máximo accionista del equipo, quizás motivados por la venta inoportuna de Andrés Andrade, su volante creativo quien no jugó al tenerse que presentar en su nuevo equipo el América de México.

En Pasto, tristeza por la derrota y rabia por un gol mal anulado que le daba el 2 x 2 al equipo en su remontada buscando la final. En Itagüí, la satisfacción del deber cumplido con un cuadro de reciente figuración que dejó increíblemente su clasificación en casa donde perdió todos los puntos porque de visitante hizo 9 de 9, les ganó a todos en el grupo.

Ahora los verdes tienen la gran oportunidad de buscar el título frente a Independiente Santa Fe que en la jornada del sábado tenía la cabeza puesta en Olimpia de Paraguay su próximo rival en “el Campin” de Bogotá en un juego que no tiene mañana y donde los rojos disputarán su  paso a la final de la Copa Libertadores de América.

email
Anterior

Andy Murray: Historia del nuevo Campeón de Wimbledon

Siguiente

Dupla Giraldo-Rodríguez campeona en dobles del Challenger de Todi, Italia