FútbolMundial Brasil 2014

Portugal sigue viva tras empate ante Estados Unidos

La selección portuguesa se mantuvo con vida al igualar agónicamente 2-2 ante Estados Unidos por el Grupo G del Mundial gracias a un gol de Silvestre Varela en los segundos finales del encuentro.

Cuando parecía que Estados Unidos se quedaba con un triunfo que lo clasificaba a octavos de final, Cristiano Ronaldo hilvanó su primer gran jugada de la Copa y Portugal siguió respirando.

“Conceder un gol en el final es un golpe que debemos asimilar, pero nos sentimos muy confiados por como dimos vuelta el marcador tras el inicio del partido. Fue empate, pero lo más importante es que creo que fue un partido emocionante”, dijo en rueda de prensa el alemán Jürgen Klinsmann, entrenador de Estados Unidos.

Nani abrió el marcador para Portugal a los 5 minutos, pero Estados Unidos lo dio vuelta con los tantos de Jermaine Jones y Clint Dempsey a los 64′ y 81′.

Ronaldo sacó un milimétrico centro desde la derecha del ataque para que Varela pusiera el 2-2 definitivo a los 90’+4, atragantando el festejo de miles de hinchas estadounidenses que habían llegado a Manaos.

Con el empate, Estados Unidos suma cuatro unidades, al igual que Alemania, mientras que Portugal y Ghana tienen un punto. Un empate entre alemanes y estadounidenses el jueves en el final del grupo hará que ambos se metan en octavos de final.

“Dominamos los primeros 45 minutos y deberíamos haber marcado más goles, pero las cosas cambiaron en la segunda parte. Nunca perdimos el control del partido pese a que no lo controlamos todo el tiempo”, dijo el entrenador de Portugal, Paulo Bento.

Más allá de las condiciones, Portugal nunca mostró un buen fútbol y padeció a un apagado Ronaldo, quien estuvo tratando de dejar atrás una lesión de rodilla antes del partido.

No obstante, la estrella portuguesa se guardó lo mejor para el final, cuando demostró toda su categoría al enviar el centro preciso que Varela conectó para sellar la igualdad.

Con agencia.

email
Anterior

José Pékerman tendría ante Japón a Quintero y Guarín

Siguiente

Lo bueno, lo malo y lo feo del Mundial