Fútbol

Real Madrid, campeón de la Copa Rey ante un Barcelona sin rumbo

Con un gol del galés Gareth Bale a cinco minutos del final, se proclamó este campeón de la Copa del Rey al ganar 2-1 al Barcelona, tres años después de la última final de Copa entre estos dos equipos, ganada igualmente por los blancos en Valencia.

El argentino Ángel Di María abrió el marcador con un disparo cruzado cuando se llevaban apenas 10 minutos del partido, antes de que Marc Bartra empatara con un remate de cabeza (66′), quien volvió a meter en el partido a un Barça que sufría mucho.

Habría que esperar hasta casi la conclusión del encuentro, para ver a Gareth Bale galopar por la banda para hacer el 2-1 definitivo tras ganar el mano a mano con el meta José Manuel Pinto (85′).

En el 90′, el brasileño Neymar tuvo cerca el 2-2, pero su remate se fue al palo.

El Real Madrid consiguió así su 19ª Copa del Rey, mientras el Barça culmina una semana negra con su eliminación de la Liga de Campeones y sus dificultades en la Liga española.

El primer tanto blanco en Valencia fue fruto de la mayor velocidad y presión que el Real Madrid aplicó desde el inicio del partido, haciendo sufrir mucho a los azulgrana a la hora de sacar el balón.

Isco robó un balón iniciando la contra con un pase rápido a Gareth Bale, quien envió a la izquierda a Benzema, para que el francés mandara a Di María, cuyo tiro cruzado logró tocar el meta José Manuel Pinto, aunque no lo suficiente para impedir el gol blanco (10′).

Los blancos fueron más verticales durante el encuentro frente a un equipo azulgrana que fiel a su estilo tocaba y tocaba, pero no lograba encontrar un hueco en el muro que el Real Madrid montaba al replegarse con dos líneas de cuatro.

Los azulgrana que buscaban una victoria que les diera un poco de aire tras su eliminación en la Liga de Campeones y su derrota en Granada (1-0), que le hizo caer a la tercera posición liguera y comprometió seriamente sus posibilidades en el campeonato español, tardaron en entrar en el encuentro.

Huérfano de Messi, quien apenas apareció en el encuentro salvo por un disparo desde la frontal que se fue muy desviado (41′), el Barça solo lograba crear ocasiones de peligro con centros al área y tiros lejanos.

Jordi Alba aprovechó así un pase desde la derecha de Dani Alves para cabecear a la portería blanca, donde detuvo Casillas bien colocado (22′).

Antes del descanso, Isco pudo haber hecho el segundo al recibir un balón de Bale en el área, pero Jordi Alba se tiró a los pies del madridista para impedir su disparo (36′).

A la vuelta de los primeros 45 minutos, Alba, lesionado, se retiró para dejar entrar a Adriano en su lugar, pero el dibujo azulgrana no cambió apenas.

Neymar, perdido en la derecha, apenas consiguió hacer su magia y superar a la defensa blanca, aunque pudo haber hecho el empate con el tiempo cumplido al estrellar un balón en el palo (90′).

El técnico del Barça, Gerardo “Tata” Martino, trató de dar un punto de velocidad con la entrada de Pedro por Fábregas, muy apagado durante el partido.

Sin embargo, las mejores ocasiones siguieron llegando con tiros lejanos como el de Marc Bartra, quien paró bien Casillas (66′).

El joven canterano azulgrana se resarció poco después al hacer el empate con un remate de cabeza en un saque de esquina (68′) que dio un nuevo impulso al Barcelona.

Los azulgrana llegaron mucho más, mientras el Real Madrid seguía intentando hacer daño a la contra, lo que le permitió matar el partido con el tiempo casi cumplido.

Bale se escapó por la banda en una gran galopada, superando a Bartra y ganando el mano a mano a Pinto para hacer el gol de la victoria blanca (85′), que acabó hundiendo a los azulgrana.

Con agencia.

email
Anterior

Nairo encabeza preselección del Movistar Team al Giro de Italia

Siguiente

Selección de Pesas concentrada en Cartagena