Motor

Gustavo Yacamán debutó en el European Le Mans Series

Gran regreso del colombiano a Europa en Las 4 Horas de Silverstone.

Si bien es cierto el resultado final que muestra la tabla  de la primera prueba del año del European Le Mans Series (ELMS),  es una décima segunda posición para Gustavo Yacamán y Keiko Ihara, es importante hacer un justo balance del tiempo de Yacamán al mando del LMP2 de Larbre Competition en las 4 Horas de Silverstone.

Un tiempo donde se mostró un Yacamán a la altura de los mas experimentados pilotos del viejo continente, con grandes argumentos en lo que respecta a carreras de duración.

Uno de los puntos mas importantes a tener en cuenta en dicho análisis,  es la configuración del equipo del que formó parte Yacamán en Inglaterra.

Larbre Competition es una escuadra con grandes pergaminos en la clase GT, que en esta oportunidad en Silverstone, debutaba con su operación en la categoría máxima de LMP2, el chasis suministrado por OnRoak, era la única similitud de Yacamán con su equipo oficial Oak Racing.

El reglamento de ELMS y el tipo de licencia de Yacamán (Gold la máxima categoría) solo le permitieron estar al mando del auto por dos turnos de 50 minutos cada uno, dejando el resto del desempeño general del equipo, en manos de su compañera de formula, quien registraba tiempos muy por encima del promedio del líder.

Así las cosas en pista, eran mas difíciles al momento de pensar en alcanzar un podio en Inglaterra, Yacamán se dedicó a entregar lo máximo de su estilo de manejo a la gente de Larbre Competition, registrando tiempos mejores que los de la punta de carrera, pese a la diferencia en contra, el colombiano no bajaba el ritmo y conquistaba hasta faltando una hora de carrera, un noveno lugar, para un merecido Top-10 en su regreso a Europa.

El resultado se esfumó cuando el líder de competencia no soportó la presión de Yacamán en su recuperación y perdió el contacto con el trazado, regresando de la grama descontroladamente, embistiendo la parte trasera del LPM2 #50 a mas de 250 K/hora.

El colombiano logró un control total del incidente y regresó el auto a la zona de garajes, en donde  hicieron los ajustes necesarios para finalizar la competencia con Keiko Ihara al volante del auto.

“Fue una carrera muy difícil”. Afirmó Yacamán. “Había muchísimo nivel sobre todo en LMP2, muchos autos y pilotos con mucha experiencia. Siendo mi primera vez en Silverstone, me adapté a la pista bastante bien. Disfrute muchísimo las  curvas en 6ta velocidad,  casi fondo a mas de 260kph, donde se experimentaban hasta 3.6 G de aceleración lateral. Durante la carrera mi ritmo fue muy fuerte. Siempre mejor que el líder del momento, pasándolo en dos ocasiones. Hubo un pequeño incidente con uno de ellos, me impactó y terminó con un trompo de mi auto, el cual logré controlar y evitar pegarle al muro. No le causé ningún daño al auto. Termino muy contento por la oportunidad brindada por ambos equipos, lástima que mi compañera estaba muy lejos del tiempo, pero lo importante es que entregué todo de mi, para un gran trabajo. Larbre Competition, el fabricante Onroak y mi equipo oficial Oak Racing, están muy contentos con mi desempeño. A todos ellos de nuevo mil gracias por este regreso a Europa“.

El noveno lugar obtenido por el equipo dentro de la categoría LPM2, deja un punto final de análisis acerca del desempeño de Gustavo Yacamán en Silverstone, este se remite a las llantas, un aspecto en el que el piloto colombiano sacó el mejor provecho del compuesto y la marca, el mas lento en pista frente a otros usados por los líderes, pero que el equipo perfila para su presentación en Le-Mans, pese a la desventaja, Yacamán se ratificó como el séptimo piloto mas rápido en la cita de ELMS en Inglaterra.

La próxima parada de Yacamán, será en América, en el circuito permanente de Laguna Seca, donde se disputará la cuarta carrera del año de United SportsCar Championship.

Foto: Yesid Alejandro Pamplona.

email
Anterior

Diego Colorado, podio en la XXII Carrera Atlética Trepadores a Colosiná

Siguiente

En el final, Valledupar ganó y sigue vivo