Motor

Gustavo Yacamán, tercer lugar en las 6 Horas de Fuji

La lluvia, el ecualizador natural por excelencia en el automovilismo deportivo, fue protagonista en la cita del Mundial de Resistencia en la “Nación del Sol Naciente“, la largada se realizó con la presencia del pace car, la cual se extendió por más de 45 minutos, dando paso a cambios de estrategias y a una mejor elección del compuesto de llantas que demandaban las condiciones de pista.

Yacamán, que abría su primer turno en el prototipo LMP2 de G-Drive Racing, fue llamado muy temprano a los boxes para realizar el primer cambio de piloto, dando paso a Ricardo González para enfrentar las acciones.

Un exceso de velocidad en la entrada a la calle de boxes y un despiste en el trazado la momento de la primera bandera verde, sentenciaron uno de los inicios más complicados para la escuadra de Yacamán, en lo que va corrido del FIA WEC 2015.

De allí en adelante y bajo condiciones de carrera abierta, el trabajo de recuperación no tuvo descanso, el trío latinoamericano bajó hasta el fondo de la tabla después de cumplir con la sanción, exigiendo el máximo de sus pilotos para lograr alcanzar a sus rivales en el campeonato.

El turno más difícil lo enfrentó González, sorteando con paciencia la falta de visibilidad en Fuji.

Pipo Derani encontró un trazado mas rápido, pero con una escasa línea de carrera levemente marcada.

Derani remontó un sin número de posiciones que lo acercaron hasta el cuarto lugar de carrera, recuperando varias vueltas perdidas con respecto a los líderes de la clase LMP2. Entregó el habitáculo a Yacamán con la tarea de continuar remontando y de cerrar una de las mejores carreras del año para la tripulación del Ligier #28.

Yacamán incrementó el ritmo, registrando nuevamente la vuelta más rápida en carrera sobre el asfalto de Fuji para los LMP2 presentes este año en Japón, las batalla por la punta lo favoreció, pudiendo descontar y recuperar la vuelta pérdida con el líder del campeonato.

La fricción y la batalla rueda a rueda no se hicieron esperar, en especial cuando estaba en disputa el tercer escalón del podio.

Incisivo como siempre y agresivo como en sus mejores momentos, Yacamán abría espacios una y otra vez en busca de la posición de Bradley (KCMG Racing).

Maniobras al límite que captaron la atención de todos los presentes en Fuji y que demostraron con cronómetro en mano, que Gustavo tenía más auto y muchos más argumentos para tener la posición de Bradley.

El piloto de KCMG empezó a tomar riesgos innecesarios, que al final lo dejaron por fuera de carrera al frenar 30 metros antes y tratar de obligar a un error por parte de Gustavo Yacamán al momento del sobrepaso.

La maniobra fue juzgada y estudiada, dejando libre a Yacamán de toda duda, al tiempo que generó un llamado de atención a la tripulación del Oreca 47, por realizar maniobras peligrosas para los dos autos en competencia.

“Fue una carrera muy larga y muy técnica”, afirmó Yacamán. “Había mucha agua al principio y condiciones muy difíciles para el manejo. Ricardo y Pipo hicieron un gran trabajo y me entregaron un carro entero para disputar el cierre de carrera. La pista estaba mucho mejor, lo que me permitió alcanzar un mejor ritmo. Lástima el último incidente, no es la forma en la que me gusta subir al podio, pero Bradley estaba 3 segundos mas lento y bloqueando toda la pista para el solo. En esa misma posición, seguro no tomaría esas acciones, pero así son las carreras. Nuevamente gracias a mi equipo por el gran trabajo con el auto y a todos mis patrocinadores por su acompañamiento”, agregó en el comunicado de prensa.

Un nuevo podio para Yacamán en el año, un nuevo logró para quien hace su debut como piloto oficial del Mundial de Resistencia.

Es el quinto del año en seis carreras disputadas, resaltando la velocidad que mostró en Fuji, tanto en clasificación como en carrera. Deja Japón como el piloto mas rápido de la clase LMP2, mantiene viva la lucha por el campeonato, con estrechas diferencias en puntos con su compañero de equipo, el Ligier número 26 y el exlíder del campeonato el prototipo número 47.

Parte rumbo a Shanghái con su reputación intacta, concentrado junto a sus compañeros en una batalla limpia por el título 2015 del FIA World Endurance Championship.

email
Anterior

El héroe soy yo – Entrevista a Alexis Viera – Parte I

Siguiente

Unión ganó y dio un gran paso hacia los cuadrangulares