Motor

Julián Leal preparado para el circuito callejero de Mónaco

La tercera ronda de GP2 Series llegará a las calles del principado el 23 y 24 de mayo. Esta es una de las pistas que más recuerda Leal y uno de los mayores retos de su temporada 2014.

Luego de subir al podio dos veces en Baréin y  de acumular importantes puntos en Barcelona, el colombiano está ansioso por regresar a uno de los trazados más difíciles de la temporada.

Mónaco es un exceso dentro y fuera de la pista, contiene 17 curvas en solo 3.340 metros, subidas, horquillas, un túnel, dos chicanas y cientos de yates desde los que el mundo adinerado observa a los pilotos más veloces del planeta. Esta es una  pista en la que todos quieren correr, es un lugar que saca lo mejor de cada piloto porque es allí donde el talento del hombre es mucho más necesario que la capacidad de la máquina que comanda.

Carlin está concentrado en la clasificación

El circuito de Mónaco es altamente complicado, los espacios para sobrepasar son escasos y estrechos. Debido a esto, la clasificación es un punto crucial en toda la carrera, si se parte desde muy atrás hay que batallar y arriesgar demasiado para adelantar autos así se cuente con un monoplaza rápido. Para facilitar y hacer más segura la clasificación, el grupo de 26 autos se divide en dos tandas, una con los vehículos de números pares y otra con los impares, a cada una se le otorgan 15 minutos, así hay menos tráfico sobre el poco asfalto y es posible que los pilotos entreguen mejores tiempos.

Para esta prueba en especial Julián Leal amplió su preparación física para responder al gran desgaste que generan las fuertes y más frecuentes frenadas de este trazado callejero. Igualmente, el trabajo que hacen los brazos se incrementa por lo cerca que está una curva de la otra. En este lugar todo ocurre más rápido que en una pista normal, los objetos están más cerca y hay más elementos que enturbian la visión de los corredores. Todo lo anterior hace que el circuito requiera una altísima concentración.

“Hemos trabajado mucho en Monte Carlo, también  bastante con el equipo, hemos procesado datos, hemos analizado mucho la pista. Debemos hacer un muy buen trabajo en clasificación, intentar usar muy bien las llantas, intentar estar bien en cuanto al tráfico sobre a pista”, expresó el piloto colombiano.

El Mónaco de 2013 frente al de 2014

Los errores son castigados con mayor fuerza en Mónaco que en cualquier pista del mundo, todo el circuito está rodeado por una barrera metálica y las zonas de escape son nulas. El año pasado Leal quedó envuelto en el tumulto de 15 autos que generó el piloto líder de carrera cuando se fue de largo y chocó justo en la primera de las 42 vueltas planteadas para la carrera uno del fin de semana.

Este año GP2 Series entrega de nuevo a Julián Leal la oportunidad de compartir pista con la Fórmula 1 en uno de los encuentros automovilísticos con más historia en el mundo.

email
Anterior

Barrancabermeja CF venció en Copa Claro Sports de las Américas

Siguiente

Aquivaldo Mosquera no jugará el Mundial de Brasil