Motor

Lewis Hamilton, imparable en la Fórmula Uno

El piloto británico ganó el Gran Premio de España, logrando su cuarta victoria consecutiva y arrebatando el liderazgo del campeonato a su compañero de equipo en Mercedes Nico Rosberg, mientras que Fernando Alonso quedó en sexta posición con su Ferrari.

En la también cuarta victoria y segundo puesto consecutivos para Mercedes, y quinta victoria en cinco carreras para el constructor alemán, Hamilton cruzó la bandera a cuadros solo 0,6 segundos por delante del segundo.

En un final muy justo para la que había sido una carrera sin sorpresas, Rosberg puso toda la presión en Hamilton pegándose al británico en las últimas seis vueltas y acechando en sus espejos retrovisores.

El británico tiene ahora 100 puntos y Rosberg 97, después de la victoria número 26 de su carrera y lidera la clasificación por primera vez desde 2012.

“No era lo suficientemente rápido hoy. Nico iba más deprisa”, dijo el campeón de 2008 durante su entrevista en el podio. “Afortunadamente, pude mantenerle detrás”.

Rosberg, quien confesó estar “un poco abatido” al acabar en segunda posición y cuyo lenguaje corporal al lado de Hamilton en el podio reflejaba su sensación, sentía que podría haberlo adelantado con una vuelta más.

Lewis hizo un trabajo genial durante todo el fin de semana, solo ese poquito más”, añadió el alemán con remordimientos.

El australiano Daniel Ricciardo fue tercero con su Red Bull, consiguiendo el primer podio de Fórmula Uno de su carrera, después de que fuese descalificado del segundo lugar por una irregularidad con el combustible en la carrera inaugural de marzo en Melbourne.

“No tuvimos el ritmo de Mercedes (…) Está realmente bien estar en el podio y estoy seguro de que me mantendré en él esta vez”, dijo el sonriente australiano, que había salido tercero.

El tetracampeón del mundo Sebastian Vettel, quien salió 15 después de una sanción de cinco puestos por una sustitución de la caja de cambios, acabó un fin de semana de reveses con un gran cuarto puesto.

El alemán de 26 años había llegado a la primera carrera europea de la temporada con un chasis diferente al de los cuatro anteriores grandes premios, en los que solo se había subido al podio una vez, pero Red Bull siguió estando muy lejos de Mercedes.

El Ferrari de Kimi Raikkonen fue uno de los doblados por Hamilton, acabando séptimo y justo detrás de su compañero Fernando Alonso, ganador del año pasado.

Con agencia.

email
Anterior

Santiago Giraldo jugará el Masters 1.000 de Roma

Siguiente

Manchester City, campeón de la Premier League