Motor

Lewis Hamilton se llevó el Gran Premio de Australia

La defensa del título de campeón del mundo de Lewis Hamilton empezó con fuerza con una victoria aplastante en el primer Gran Premio de la temporada de la Fórmula Uno en Australia, mientras sus rivales sucumbían a una mirada de problemas técnicos.

El británico salió desde la “pole” en una parrilla reducida a 15 coches de los 20 posibles y ganó su carrera número 34 con una ventaja de 1,3 segundos sobre su compañero de equipo Nico Rosberg.

Mientras Mercedes disfrutaba de la victoria, Sebastian Vettel acabó tercero -a 34 segundos de Hamilton– en su debut en Ferrari, después de imponerse en la pugna por un sitio en el podio con el conductor brasileño Felipe Massa, de Williams.

En Ferrari la alegría, sin embargo, fue moderada por los problemas en los dos cambios de neumáticos del finlandés Kimi Raikkonen, ya que el segundo le obligó a retirarse de la carrera al no estar correctamente ensamblada su rueda trasera izquierda.

Entrevistado en el podio por el actor Arnold Schwarzenegger, Hamilton dijo que era genial volver a la cima.

“Es una sensación increíble seguir ganando”, dijo.

El récord de Max Verstappen como el piloto más joven de la historia de la Fórmula Uno acabó con una nota amarga cuando el holandés de 17 años tuvo que retirarse cerca de la entrada a boxes después de aparecer humo en la cabina de su Toro Rosso.

Solo terminaron la carrera 11 vehículos, con los dos pilotos de Lotus fuera de la pista antes de terminar la primera vuelta en un día embarazoso para la categoría que dice ser la máxima competición de motor del mundo.

El piloto de McLaren Kevin Magnussen, en sustitución del ausente Fernando Alonso, y Daniil Kvyat de Red Bull no pudieron empezar la carrera después de sufrir problemas en la vuelta de formación.

Los dos monoplazas de Manor Marussia no pudieron participar siquiera en las sesiones de clasificación ni en los entrenamientos libres, mientras que el piloto de Williams Valtteri Bottas tuvo que abandonar debido a una lesión en el cuello menos de una hora antes de comenzar a rodar.

Después de una salida caótica en la que el venezolano Pastor Maldonado de Lotus chocó contra la barrera en la segunda vuelta, después de recibir un golpe por detrás, Hamilton y Rosberg se alejaron rápidamente de sus perseguidores.

Hamilton corrió codo con codo con su compañero de equipo Rosberg, abriendo una ventaja de 15 segundos con Massa, el tercer clasificado, antes de la vigésima vuelta.

Tras una semana de batallas legales, Sauber consiguió puntuar por primera vez desde 2013 gracias al brasileño Felipe Nasr, quien acabó en quinta posición.

Se trata de la mejor marca para un debutante de Sauber, mientras que su compañero Marcos Ericsson y el piloto español de Red Bull Carlos Sáinz también lograron puntos para sus equipos terminando en octava y novena posición respectivamente.

Daniel Ricciardo, quien corría en su país natal, tuvo un terrible inicio de carrera y su Red Bull estuvo falto de ritmo, pero peleó durante toda la competencia para terminar sexto delante de su público.

Fue un día negro para McLaren, donde Jenson Button terminó el último de los 11 monoplazas que completaron la carrera y fue superado dos veces por Hamilton y sus acompañantes en la cabeza.

El piloto mexicano de Force India Sergio Pérez también tuvo una tarde accidentada, cuando le obligaron a retrasarse dos posiciones después de adelantar ilegalmente mientras el safety car tuvo que salir al principio de la carrera.

Posteriormente sufrió una colisión con Button en una lucha por evitar la vergüenza de acabar en último puesto.

Con agencia.

email
Anterior

Sebastián Henao, tercero en la general del Tour de Langkawi

Siguiente

Nairo Quintana ganó etapa y es líder de la Tirreno Adriático