Columna LÍDERMundial Brasil 2014

Holanda de naranja mecánica a tsunami Azul.

España se hundió en su primera salida en el mar azul que fue Holanda en su partido de debut en este mundial. Un contundente 5 x 1 frente a los actuales campeones del mundo no dejo margen de dudas sobre la capacidad de este equipo manejado por Louis Van Gal. España tuvo una desastrosa presentación defensiva del cuadro dirigido por Vicente del Bosque. Su arquero Iker Casillas no olvidará esta jornada donde validó las opiniones de José Mourinho tiempo atrás cuando decidió sentarlo para darle el paso al suplente Diego López.

Holanda hizo casi un partido perfecto no solo por los goles si no por su desempeño en el terreno.  Este cuadro holandés recordó sus mejores actuaciones desde aquel año 1974 cuando de la mano de Cruyff el mundo conoció el futbol de la naranja mecánica. Equipo que sin “el tulipán blanco”, repitió final frente a la Argentina en el mundial del 78.

Arjen Robben , dos goles frente a España

Hoy los nombres son otros aunque se repiten algunos de la última final en Sudáfrica, De Jong, Arjen Robben , Sneijder  y Robin van  Persie.  Van Gal renovó el equipo en gran porcentaje de aquel que perdió el mundial frente a este mismo equipo español 0 x1 en  Johannesburgo.  Quizás allí radica la primera gran diferencia con el cuadro español, los ibéricos no renovaron y han pasado cuatro años y muchos partidos que han desgastado la capacidad de los Xavi Hernández, Andrés Iniesta y compañía.  El modelo también se ha desgastado, el “tiki take” que ha hecho lento el futbol de la selección roja es fácilmente  superado por la dinámica y despliegue físico de un cuadro como el holandés.

Es cierto que en un comienzo España estaba consiguiendo una ventaja producto de una falta de penal a Diego Acosta en decisión cuestionada al juez italiano de la contienda Rizzoli. La reacción de Holanda fue contundente. Con Van Persie, Snijder y Robben , hambrientos de gol y de gloria. Fútbol moderno con llegada por las bandas, velocidad en ataque y seguridad en el fondo.

Por lo que hemos visto hasta el momento la mejor demostración de fútbol pasa por este equipo Holandés que ya no parece  una naranja mecánica sino un Tsunami azul por aquello de su uniforme.

email
Anterior

España cayó ante Holanda 1-5 en juego del Grupo B del Mundial

Siguiente

Chile impuso su efectividad y venció 3-1 a Australia