OtrosSalud

Cómo ayuda psicológicamente el deporte

Uno de los problemas más graves que atentan contra la salud física y mental en las sociedades occidentales es la falta de actividad deportiva.

Si en algo están de acuerdo la mayoría de los expertos en psicología es en asegurar que, la práctica de cualquier actividad deportiva supone una de las terapias psicológicas más baratas que existen debido a sus innumerables beneficios.

De acuerdo con el director de los Servicios Médicos Sanitas-Real Madrid, Carlos Díez , el deporte nos da la posibilidad de aprender, entrenar y potenciar habilidades mentales que nos van a servir para mejorar en el deporte al que somos aficionados así como en cualquier otro ámbito de la vida, ya sea laboral, académico o personal.

 La práctica del ejercicio físico aporta muchos efectos beneficiosos a la salud mental de las personas, entre ellos:

  • Disminuye el estrés: Reduce la ansiedad, la depresión y sus efectos, como irritabilidad y mal humor, pues libera la tensión acumulada.
  • Genera motivación: Incrementa la capacidad para saber plantear y afrontar metas desafiantes, pero a la vez realistas y alcanzables.
  • Agudiza la mente: Aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, mejorando la capacidad de aprendizaje, concentración, memoria y estado de alerta.
  • Aumenta la autoestima: Al mejorar la imagen corporal e ir alcanzando metas, aumenta la confianza en uno mismo y se desarrolla el espíritu de superación en los demás aspectos de la vida.
  • Produce bienestar: Estimula la liberación de endorfinas, que son las hormonas que producen sensación de placer.
  • Entretiene: Sirve para distraerse de las preocupaciones, divertirse y brindar un estilo de vida saludable.
  • Aporta tolerancia a la frustración: Aprendemos a no desanimarnos y luchar con constancia e intensidad por lo que de verdad queremos, superando los contratiempos que inevitablemente surgirán.
  • Reduce la depresión: Cada vez más la actividad física es utilizada como estrategia terapéutica complementaria e incluso, a veces, como alternativa a otras formas de tratamiento para el tratamiento de los problemas de salud mental. Tal es así, que los expertos afirman que las personas activas tienen alrededor de un 40% menos de probabilidades de sufrir síntomas depresivos en comparación con las sedentarias.

Pero también es importante tener en cuenta que el ejercicio físico y el deporte practicado de forma incorrecta, tanto en intensidad como en duración, no sólo no van a proporcionar todos los beneficios físicos y psicológicos mencionados, sino que pueden ser contraproducentes en muchos casos. Por eso es importante consultar a especialistas sobre el mejor tipo de deporte o ejercicio que podemos realizar, teniendo en cuenta variables como la edad o el estado físico, así como someterse a un reconocimiento médico antes de empezar.

Los beneficios de la práctica deportiva en la infancia

  • Lo más importante para que el deporte infantil se convierta en un elemento efectivo en el desarrollo personal y emocional de los más pequeños es seleccionar el más conveniente para cada niño y convertirlo en una práctica divertida.
  • Entre los beneficios más importantes para los más pequeños se encuentran:
  • Sirve como ingreso en la sociedad, ya que les enseñas a seguir reglas.
  • Les ayuda a superar la timidez y a frenar impulsos excesivos.
  • Les enseña a ser más colaboradores y menos individualistas, ya que tienen que aprender a jugar con otras personas, respetar las normas, los turnos y la autoridad.
  • Les enseña a tener responsabilidades y obligaciones que cumplir.
  • A nivel físico, les ayuda a coordinar mejor sus movimientos.
  • Aumenta su crecimiento.
  • Puede corregir posibles defectos físicos.
  • Estimula la higiene y la salud.

Agencias.

email
Anterior

La trasformación del deportista del año

Siguiente

Selección Colombia de Futsal, por el título Sudamericano Sub-20