Columna LÍDEROtros

¿Favorecidos?

Impublicable

El sorteo para el mundial Brasil 2014, se efectuó bajo las luces del tiempo y las miradas de relámpago de la impresionante Fernanda Lima Pereira. Mientras mujeres hermosas pontificaban en los canales privados de la televisión colombiana como sí supieran mucho, alardeando de un tema desconocido para su intelecto.

Así es esto del periodismo deportivo, aparecen paracaidistas en todas las pistas. ¡Qué lástima nuestra mancillada profesión! Ahora bien, Colombia indudablemente salió favorecida con la repartición de grupos. Cualquier comentario en contrario es mero desconocimiento del tema. Inclusive, siendo honestos, el Grupo C, es de todos los del mundial el que menos interés despierta, por lo menos para el resto del mundo y para los especialistas. Claro, lógicamente para nosotros es el más importante. Tiene cuatro equipos, incluyendo el nuestro, que jamás han trascendido en un mundial. Que no han pasado de primera ronda o a lo sumo, estuvieron en octavos de final. Nada histórico, exceptuando a Japón en el mundial que realizó junto a Corea del Sur. Particularmente, creo que Grecia es el peor o uno de los peores seleccionados europeos presentes en Brasil. Japón es el campeón de Asia, pero en dos ocasiones oficiales donde los hemos enfrentado, Colombia sacó buenos dividendos; nunca perdió ante los nipones. Duro partido será ante Costa de Marfil; pero los africanos en los mundiales de mayores donde no pueden inscribir jugadores pasados de edad como en las categorías juveniles, pueden salir con un destello histórico o con una decepción clamorosa. África en los mundiales es un tiro al aire. Nadie sabe que esperar de ellos.

Muchos le buscan el quiebre y otros, pichones de pontífices del comentario deportivo pregonan fanfarronamente: “Que se venga cualquiera. Estamos para enfrentar a cualquiera”. Dan risa. Ni lo uno, ni lo otro. Ni somos los favoritos, los mejores o los elegidos; ni somos los peores, los comodines y los mediocres. Pero atención, que tampoco estamos en la élite particular de los ocho seleccionados campeones del mundo que estarán en su totalidad en Brasil 2014. Ni es correcto el cuento del ranking FIFA. Diría el doctor MAO: “Eso es mera ferranele”. Cuento.

El grupo C no es muy complicado. Es relativamente asequible. Colombia está obligada a pasar la primera ronda. Sin disculpas y sin miramientos. Difícil, casi imposible, si la tiene Chile frente a España y Holanda. Mientras mucho más duro será para los uruguayos ante Italia e Inglaterra. Y ni hablemos del pobre Jorge Luis Pinto con Costa Rica, metido en medio de semejante jauría frente a los azurri, los británicos y los charrúas. Doloroso el harakiri entre Luis Fernando Suárez con Honduras y Reinaldo Rueda con Ecuador. Alguno de ellos podría sacar provecho en una supuesta lucha entre suizos y franceses, que no tienen equipos tan potentes como en mundiales anteriores. Mientras Sampaoli y Tabares, no duermen tranquilos, dos técnicos argentinos: Pékerman y Sabella, tuvieron la suerte de su lado en un sorteo que dejó ardidos a los italianos y sufriendo a los locales brasileños. Podría jugarse a penas en segunda ronda, la final soñada por muchos: España ante Brasil. O el partido del pasado mundial de Sudáfrica donde Holanda eliminó a la canarinha.

Pronóstico: Colombia pasará la primera ronda, pero en octavos de final, terminará eliminado  ante cualquier rival del grupo de la muerte: Italia, Inglaterra o Uruguay. Lean bien, es solo un pronóstico. Ante los británicos, sería repetir aquella historia de Francia 98. ¿Lo recuerdan?

P. D.

Ojalá que el Cúcuta liquide el asunto de la promoción. Tiene una enorme afición que no merece más castigos. Ya estuvieron cerca de diez años en las inclementes mazmorras de la B. Y no aguanta tener otro equipo de barrio en la A.

Por: Wilfrido Franco García
Contacto: wilfridof48@gmail.com

email
Anterior

Aquivaldo Mosquera anotó en la victoria del América de México

Siguiente

Valle, campeón del Nacional Interclubes de Nado Sincronizado