Eventos EspecialesFarándulaOtros

“Angelito” cumple 38 años

Juan Pablo Ángel, nació para el fútbol en la selección de Antioquia en 1993. Su estampa era la del goleador clásico, pero estaba opacado por la capacidad anotadora de su compañero de selección Carlos Andrés Vásquez, obligando a Juan Pablo a jugar de alero.

Llegó a Nacional de la mano de Juan José Peláez, quien insistió con él a pesar de la resistencia que se ejercía desde la tribuna que no entendía los continuos yerros del muchacho a la hora de anotar.

Sin embargo, Juan Pablo, con el correr de los años y los partidos se convirtió en figura de Atlético Nacional campeón de 1994, a tal punto que hoy muchos piensan que debía cerrar su ciclo como futbolista en el equipo de sus amores.

Su carrera profesional se disparó internacionalmente cuando River Plate de Argentina colocó sus ojos en él para remplazar a Marcelo Salas; se convirtió en figura goleadora como integrante del tridente Saviola-Aimar-Ángel. Fueron dos años maravillosos donde “Angelito” como lo bautizaron los relatores argentinos, convertía goles cada fecha para entregarle a River dos títulos del balompié gaucho.

De Argentina saltó a Inglaterra con el Aston Villa y después de un inicio incierto, la historia se repitió, Juan Pablo Ángel se convirtió en figura con sus goles y su don de gentes. Seis años duró la experiencia inglesa para marcharse a EEUU, donde jugó para las Chivas USA, después de haber pasado por los Ángeles Galaxy donde compartió con David Beckam y los Red Bulls de Nueva York. En el 2007 fue considerado el jugador más valioso de la MLS. En 2013 regresó a Atlético Nacional.

Con la selección Colombia no tuvo mucha suerte goleadora, participó en las eliminatorias para los mundiales de Japón Corea 2002 y Alemania 2006.

Juan Pablo nació en Medellín el 24 de octubre de 1975, hoy, llega a sus 38 años como todo un ganador viendo crecer a sus hijos, de los cuales dicen, uno de ellos tiene mejores condiciones que el papá.

email
Anterior

Nicolás Barrientos, en cuartos de final del Torneo F13 de Brasil

Siguiente

Juegos Supérate Intercolegiados: se sigue improvisando