Eventos EspecialesFarándulaOtros

87 años del Gran Alfredo Di Stéfano

Efemérides colombiasports 04 de julio.

 “El balón está hecho de cuero, el cuero viene de la vaca, la vaca come pasto, así que hay que echar el balón al pasto”. -Alfredo Di Stéfano-

Alfredo Estéfano Di Stéfano Laulhé, nació el 4 de julio de 1926 en Buenos Aires, Argentina en el humilde hogar de  Alfredo, un trabajador del campo hijo de emigrantes italianos  y Eulalia,  de ascendencia franco irlandesa. Su hermano Tulio también fue jugador de fútbol en tanto que su hermana Norma fue baloncetista.

Comenzó a jugar fútbol desde muy pequeño en canchas improvisadas en potreros. Le decían “Estopita”, apodo que le puso su abuelo.  A los 7 años militaba en  el equipo Unidos y Venceremos. A esa edad ya era hincha de River Plate, no se perdía los partidos del club de sus amores los domingos en la tarde.

A los 14 años tuvo que dejar de estudiar para trabajar con su padre, sin abandonar el fútbol. Luego  comenzó en la quinta división de River Plate, club con el que debutó en Primera el 15 de julio de 1945.

Al año siguiente pasó al Atlético  Huracán, equipo en el que el 21 de julio de 1946, anotó el gol más rápido de la historia de profesionalismo argentino: a los 8 segundos de haber comenzado el partido contra River Plate. Al poco tiempo,  el delantero de 1,78 m. de estatura y 78 kg. de peso, regresó al club de Núñez e integró además la selección de su país, con la que disputó seis encuentros y anotó seis goles.  En total, en  el fútbol argentino jugó 91 partidos y  marcó 60 tantos.

Al suspenderse el campeonato argentino por una huelga. “La saeta rubia” llegó a Millonarios a mediados de 1949. “No podíamos desperdiciar esa oportunidad, además de ser una nueva aventura en un fútbol que quería progresar, nunca había visto más dinero en mi vida” cuenta  Di Stéfano en el libro “Gracias Vieja” el cual recopila sus memorias como futbolista.

La nómina completa del glorioso equipo azul de aquella época  estaba conformada por: Gustavo García, Manuel Fandiño, Francisco Cobo Zuluaga, Rubén Rocha, Ángel Otero, Rafael Valek, Ismael Soria, Tomás Alves, Néstor Raúl “Pipo” Rossi, Alfonso Piedrahita, Danilo Mourman, Rafael Gabino Granados, Alfonso Correa, Alfredo Castillo, Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stefano. Alfredo Mosquera, Pedro Cabillón y Alcides Aguilera. Dirigidos por Carlos Aldabe.

Con el “Ballet Azul, Di Stéfano fue campeón en tres  ocasiones  (1949, 1951 y 1952) y dos veces el máximo goleador (1951-52). En total, con Millonarios marcó 90 goles en 101 partidos oficiales de campeonato, 10 goles en 10 partidos en la Copa Colombia y 51 goles en 61 cotejos amistosos. Su despedida tuvo lugar el 19 de febrero de 1953 frente al Rapid Viena.

Tras una disputa legal entre el Real Madrid y el Barcelona de España, debutó con el equipo blanco el  23 de septiembre de 1953. Jugó 11 temporadas en el club merengue: 510 partidos en los que anotó 418 goles (306 en partidos oficiales; fue el máximo artillero de la historia madridista hasta 2009, cuando fue destronado por Raúl.

Con el Real Madrid ganó ocho Ligas, cinco Copas de Europa, una Copa de España y una Copa Intercontinental, entre otros títulos. Además, se proclamó cinco veces “Pichichi”. La UEFA le otorgó el Balón de Oro en 1957 y 1959. También integró con la Selección de España en 31 partidos anotando  23 goles (se nacionalizó en 1956).

En 1964 pasó a Español de Barcelona, donde jugó dos temporadas hasta que en 1966, rondando los 40 años,  se retiró como jugador profesional. Tras un paso fugaz por el periodismo deportivo (escribía comentarios para la agencia EFE de España), se dedicó a la conducción técnica: Elche, Boca Juniors, Valencia, Real Madrid, Sporting de Lisboa, Rayo Vallecano, Castellón y River Plate. En julio de 2000, fue nombrado presidente de Honor del Real Madrid y desde 2006 el estadio del Real Madrid Castilla lleva su nombre.

En la página web de las leyendas del conjunto blanco dice : “Di Stéfano ha sido el mejor jugador de todos los tiempos, el más completo. Atacaba, defendía, lo hacía todo bien. Era un líder dentro y fuera del campo, aunque él, en su modestia, siempre se ha definido como un jugador de equipo”.

Fue considerado por la FIFA como uno de los mejores futbolistas del siglo XX junto a Pelé, Maradona, Cruyff y Beckenbauer.

“Las finales no se juegan, se ganan”. –Alfredo Di Stéfano-

email
Anterior

Con record nacional absoluto de Carolina Colorado comenzó el nacional interligas de natación

Siguiente

Chaves y Muñoz este sábado en Pocono con la Indy Car Lights