Columna LÍDEROtros

Adiós a don Guillermo García Jaramillo

Columna Impublicable

“Don Guillo” y un adiós

Por: Wilfrido Franco García.

Tenía otro tema en el tintero para desarrollar. Pero la muerte, inapropiada e inesperada situación de nuestras vidas, cortó la existencia de un maestro, de un amigo: Guillermo García Jaramillo. Se apagó un micrófono de oro. Ya no se escucha la vieja “Remington” donde ponía las cuartillas maceradas y sepias, para escribir sus columnas.

El periodismo vallecaucano y colombiano está de luto. De negro entero desde los pies a la cabeza. Murió un virtuoso del bello oficio, un maestro de la escuela periodística de alta gama. Un ser humano, por lo menos el que yo pude conocer, de grandes condiciones. Un raizal caleño que se disputaron los tradicionales barrios “San Nicolás” y “Obrero”. No fui de su hechura periodística, no lo conocí en las promociones que realizó cuando los Juegos Panamericanos de Cali en 1971, ni recuerdo cómo escribía en los antiguos diarios de la región como “El Crisol”, “Diario del Pacífico” y “El Relator”, precedentes a “El País” y “Occidente”.

Lo conocí en sus últimos años y compartimos algunos proyectos, como un libro de la Feria de Cali donde su memoria se regodeaba en escritos puntuales de cada año en que Cali bate sus alas de pájaro alegre. Sentía vergüenza ajena por los descaches de los demás: “Wilfrido, no te reconocieron el trabajo, allí no sale tu nombre”. “No importa Don Guillo, usted y yo sabemos quiénes hicimos el libro”.

Su casa tenía más revistas y periódicos amarillos que lujos. Fue un alumno aventajado del inmortal Armando Bohórquez Penagos y maestro de muchos y tantos como Henry “El Bocha” Jiménez, Roget Taborda, Reinaldo Barco, Jairo Chávez, Rafael Bonilla y muchos otros, consagrados en la radio nacional. Fundador de Cicrodeportes Valle del Cauca o el colegio Acord de Periodistas Deportivos en la región. Pionero de tantas campañas cívicas en Cali y el departamento, y una verdadera institución en la cadena radial Todelar, que casi siempre fue su casa. Todero; a todo le hacía, nada le quedaba grande. Con alma de reportero y de crítico. Analítico.

Con una memoria mucho más que prodigiosa y una voz que contaba sueños imposibles y vivencias invivibles. Se nombraba hincha oficial del Boca Juniors de Cali, el equipo de Aníbal Aguirre y los futbolistas paraguayos, que fue dos veces subcampeón del rentado colombiano. Decía que el fútbol vallecaucano estaba pagando con sus equipos la crisis económica de la región, mientras “América se sumía en recuerdos”, el Deportivo Cali era “alcancía de dirigentes”. Estaba descrestado con la generación de James Rodríguez y Falcao García, pero decía que “El fútbol de antes, era demasiado hermoso. Ahora todo es un negocio”.

Un día hubo un chiste sobre Pereira, la ciudad. Y “Don Guillo” dijo que “de Pereira no salían futbolistas”. De una, le enumeré treinta o cuarenta jugadores de la capital risaraldense. No me creyó. Me miró con la incertidumbre de los que dudan y se puso a investigar. A los días, reconoció que tenía razón. Colaboré y colaboró en investigaciones sobre el deporte vallecaucano y colombiano. Sabía demasiado, tal vez por eso Dios lo llamó a administrar una hemeroteca allá en el cielo. Lo llamaba: “Hola Don Guillo” y el respondía: “Dígame Wilfrido” y yo le decía: “No, usted se llama Guillermo García Jaramillo” y entonces, se echaba a reír. Paz en su tumba.

 

P. D.

-Ahora los culpables de las constantes lesiones de Falcao García, son los medios de comunicación. Siempre los medios, nunca hay otra disculpa. “Pierden credibilidad conmigo” dijo entre vociferante y amenazante. Las licencias que se dan, las llamadas estrellas.

-“América no está listo para volver a la A, porque no hace diferencia deportiva”, dijo recientemente Jorge “El Patrón” Bermúdez. Descubrió el agua tibia. Pero también, por algo lo dice y es que viendo jugar al equipo escarlata, dan ganas de llorar.

Contacto: wilfridof48@gmail.com

 

Anterior

Julián Leal, Top 10 en la temporada 2014 de GP2 Series

Siguiente

Día 9. Colombia ajusta 49 oros en Centroamericanos 2014