OtrosTenis

Antioquia, cerca de recuperar el liderazgo del tenis en Colombia.

Las dos medallas de oro conseguidas por Juan Carlos Spir en la modalidad de dobles y en Copa de Naciones en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz, México, 2014, no es un resultado sorpresivo. Si bien, Spir, junto a Alejandro González, adelantan su carrera profesional, de manera individual, hacen parte de un proceso, liderado por la Liga Antioqueña de Tenis de Campo, encaminado a recuperar el protagonismo, en el concierto internacional.

Atrás quedó el deseo de puntear en el Circuito Juvenil Colombiano. Ahora, las metas son más ambiciosas, y apuntan a proyectar jugadores a la élite mundial.

González y Spir ya están a la altura, y son protagonistas en el Tour ATP, el primero en el top cien, y el segundo, entre los mejores doblistas.


Entre los menores, Yuliana Monroy, Valentina González y Sergio Luis Hernández, formados en la Escuela de Iniciación de la Liga, son las nuevas “joyas de la corona”. A ellos se les suman Emiliana Arango, Juan Martín Ramírez y Felipe Ramírez, que desarrollan su proceso en el exterior.

Esta nueva camada está cerca de ser una realidad. Nunca antes, el tenis antioqueno había tenido tantos deportistas rankeados en los Escalafones Mundiales. Por el lado de los mayores, Juan Manuel Benítez, en el puesto 887 de la ATP, decidió hacer un alto en el camino para ir a la Universidad, y posteriormente retomar su carrera profesional.

En el grupo de los jóvenes, a la fecha, Emiliana, que trabaja en Club Med Academy, es la mejor escalafonada, en el puesto 193 del mundo, con un título ITF. Integró la Selección Colombia Femenina, Campeón del Suramericano Sub 14, en Perú.

Yuliana escala de manera vertiginosa en su proceso. Con dos campeonatos en paradas mundiales (San Pedro Sula y Guayaquil), asciende a la casilla 475, y con solo 16 anos, es revelación en el Futuro Profesional Femenino de Bogotá, avanzando a las semifinales.

Entre los varones, Juan Martín Ramírez, que pertenece a la Academia Casely Tennis en Miami, mantiene su regularidad, y Sergio Hernández, con apenas 15 años, decidió adelantar su transición al profesionalismo, y en ocho torneos del Tour Mundial para menores de 18 años, sube al puesto 887 del mundo, con un ascenso de 246 casillas, en sus recientes competencias en Ecuador y Perú.

En las “fuerzas básicas”, el futuro es aún más esperanzador, con talentos de gran proyección, y un trabajo de masificación, modelo en el país, diseñado para la detección de jugadores al alto rendimiento.

Con esta panorámica, el 2015 se avizora con mucha ilusión, y Antioquia está cerca de recuperar el liderazgo del tenis en Colombia.

(Prensa LAT)

email
Anterior

Campeonato Internacional de las Luces, este fin de semana en Medellín

Siguiente

Miguel Borja, con gol en la victoria de Olímpo en Argentina