BaloncestoColumna LÍDEROtrosPolideportivo

Bambuqueros, en deuda

Por Manuel León.

El baloncesto nacional  acaba de cumplir su primera cita internacional con su participación en la Copa Fiba- Américas de clubes, correspondiente al cuadrangular A que se llevó a cabo en Neiva, con la participación de Toros de  México, Pinheiros  de Brasil, Cocodrilos de Venezuela y Bambuqueros  de Neiva en representación de nuestro país.

Al evaluar la presentación del cuadro opita se puede afirmar que quedaron en deuda con la afición basquetera del país, los dirigidos por Tomas Díaz no conocieron la victoria en sus tres presentaciones  y en cada  partido dejó ver muchas falencias tanto en ataque como en defensa, teniendo su peor partido  frente al actual campeón Pinheiros cayendo 94-76, que fue la derrota más abultada de equipo alguno en el torneo.

El cuadro nacional contó con sus titulares Stalin Ortiz, Enielsen Guevara, Divier Pérez, Rodrigo Caicedo y César Ordoñez, quienes fueron los pilares en la obtención de la Copa DirecTv 2013-1, se reforzó con el poste John Hernández y el base chocoano Edgar Moreno, en cuanto a los foráneos se contó con Maurice Carter el  mejor encestador de la DirecTv-2 con Búcaros, se trajo a Kavon Lytch que jugaba en el Lanús de Argentina  y a Marcus Moore de la liga de Israel.

El estratega Tomas Díaz, se concentró desde principios de enero con miras a realizar una gran actuación, pero quedó en deuda  con su afición, en donde su defensa fue muy lenta y cuando quiso presionar nunca pudieron neutralizar a los “francotiradores” de los otros equipos especialmente a los brasileños.

En el ataque se notó  la falta de trabajo táctico, pocas pantallas para los lanzadores,  no había cortes, la continuidad en la ofensiva era muy estática y no lograban desequilibrar las defensas contrarias,  se fallaba mucho en la selección de lanzamientos, sobre todo contra  Toros en el último minuto.

Los refuerzos nacionales no respondieron, Hernández en la “pintura” fue muy poco lo que aportó  dejándole toda la responsabilidad del rebote a Lytch ; el estelar  Stalin Ortiz tuvo una producción ofensiva muy baja, por lo tanto  el equipo dependía  de Carter, quien era bien referenciado por los quintetos contrarios y por momento desaparecía del juego, Moore triplista por excelencia, no tenía regularidad en la efectividad, Enielsen Guevara y Divier Pérez, les faltó contundencia en su juego, por momentos los triples de César Ordoñez , Moore y Carter, le dieron vitalidad al ataque huilense, pero la falta de homogeneidad en el juego, llevaron al equipo a estos tres descalabros.

Excelente experiencia para nuestro naciente baloncesto profesional, donde se debe trabajar más en lo físico, lo técnico y lo táctico, si pretendemos conseguir triunfos a este nivel

manuelleon53@hotmail.com

 

 

email
Anterior

Buen comienzo para el Team Colombia en el GP Costa degli Etruschi

Siguiente

Evite las afirmaciones negativas con sus hijos