OtrosSalud

Beneficios del buen humor

Por: Enrique Jiménez.

 Relacionamos continuamente el buen humor con la felicidad, y muchas veces nos paramos a pensar… ¿Qué fue primero? ¿Nuestra felicidad o nuestro humor? ¿Quién provoca a quien? Pues bien, podemos decir que ni uno ni otro, es nuestra actitud ante las cosas que provoca que todo vaya bien….o mal.

Tenemos dos opciones a la hora de afrontar las cosas cotidianas, hacerlo con buen humor o mal humor, ser positivos o negativos… Nuestra predisposición ante los problemas es fundamental a la hora de medir el resultado final del problema y sobre todo, de nuestro estado de ánimo.

Todos tenemos nuestros momentos de felicidad y tristeza, obviamente, y no es normal estar siempre feliz, en cada momento, pero lo que no es lógico es estar enfadados con la vida constantemente, si te identificas con una actitud similar a esta, quizás sea hora de empezar a hacer las cosas de un modo más desenfadado.

Beneficios del buen humor

Vamos a empezar a ver algunos de los beneficios de adoptar una actitud positiva ante las situaciones adversas:

En primer lugar podemos decir que tener buen humor crea un ambiente relajado y positivo que por ejemplo, a la hora de tomar una decisión, nos ayuda a elegir la mejor opción posible.

El estrés es uno de los principales problemas de las personas. A veces ese estrés es innecesario ya que vemos demasiados problemas donde en realidad hay pocos y nada graves, en cuyo caso, debemos tomar las cosas con filosofía  Pararnos a pensar, ¿Tenemos tiempo? ¿Se puede hacer? Pues empezamos ya por el principio y ya terminaremos.. A veces un simple escalón puede representarnos una montaña.

También tiene beneficios ante el miedo, ya que al reírnos de nuestros propios miedos e incluso de nosotros mismos, nos aportará una mayor seguridad ante los miedos ajenos y sobre todo, los miedos propios de nuestra personalidad y nuestro físico.

Incluso en el mundo del trabajo y la empresa, se han dado cuenta de que el buen humor incita a mejorar la productividad. Un trabajador contento y motivado va a rendir mucho más que uno estresado y malhumorado, por ello las empresas deben empezar a tratar bien a sus empleados y a proporcionarles el confort que ellos necesitan. 

¿Cómo conseguimos el buen humor?

No hay una forma mágica de conseguir tener buen humor, quizás la mejor sea la de pararnos a analizar la situaciones con un punto de vista optimista y proponernos el hecho de tener una actitud positiva desde ya y por siempre, la predisposición es muy importante.

Además existen actividades de ocio, como salir con los amigos en plan desenfadado, ver películas de humor o series, y un método tan antiguo como eficaz, leer un chiste ¿Probamos?

¿Por qué se suicidó el libro de matemáticas? ¡Porque tenía muchos problemas!

Este es solo un ejemplo de estímulo en forma de chiste que puede mejorar tu humor y tu estado de ánimo. No todo el mundo reacciona igual ante esta clase de estímulos, lo ideal es conseguir averiguar el estímulo correcto para ti.

Tener buen humor es solo el primer paso a la hora de tener una vida más plena ¿Qué estás esperando?

(Publicado en: altaeducacion.org)

 

email
Anterior

Leones de Montería, bicampeón de la Serie Latinoamericana de béisbol

Siguiente

La poesía del chanfle al segundo palo