OtrosSalud

Beneficios del hielo

El hielo para uso terapéutico se remonta a la antigüedad, cuando el médico y filósofo griego Galeno comenzó a utilizarlo para en ciertos tratamientos.

Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas son bien conocidas pero también es un buen aliado para la belleza. Estos cubitos helados pueden sernos de gran utilidad en diferentes situaciones utilizándolos como remedio casero.

Por ejemplo contra la fiebre,  aplicándolo en compresas sobre la frente, muñecas y pantorrillas ya que ayuda a reducir la temperatura corporal.

Utilizar una bolsa con hielo ayuda a disminuir un edema.

En caso de hemorragia nasal, colocar una compresa de hielo sobre la nariz estimula el estrechamiento de los vasos sanguíneos y reduce el sangrado.

Para un herpes labial, se aplica directamente hielo cuando este comienza a aparecer.

Contra la urticaria o picazón, se frotar un cubo de hielo sobre el área con picazón lo que ayuda a reducirla, ya que el frío impide que los vasos sanguíneos se abran e hinchen.

Para magulladuras y golpes, se aplica una bolsa de hielo sobre el área que acaba de recibir un golpe y se continúa el tratamiento durante unas 24 horas.   Este remedio comprime los vasos sanguíneos, lo cual se traduce en menor afluencia de sangre derramada a los tejidos.  Consecuentemente, se evita la posible aparición de las grandes manchas negras o moretones, se reduce la inflamación al mínimo y se adormece la zona de forma tal que se disminuye el dolor.

Poner una bolsa de hielo sobre la picadura de una abeja frena la hinchazón y evita que la picazón se extienda.

Para dolores de cuello o tortícolis se coloca hielo envuelto en una toalla cuando se comienza a sentir rigidez o dolor.

Para dolores musculares, poner una bolsa de hielo sobre el área donde se encuentra el dolor muscular de 20 a 30 minutos.

Para dolores de muela: Colocar una bolsa de hielo sobre la pieza adolorida durante 15 minutos varias veces al día hasta que se llegue al consultorio odontológico.

Para dolores de pies: Envolver unos cuantos cubos de hielo en una toallita húmeda y frotar sobre los pies y tobillos durante unos cuantos minutos. Luego, secar los pies y frotar con vinagre.  Este remedio alivia cualquier inflamación y, también, sirve como ligero anestésico.

Contra el acné, se coloca un poco de hielo en una bolsa y se aplica en la parte afectada. Asimismo para desinflamar los ojos y como tratamiento facial pasándolos por todo el rostro durante algunos minutos.

Finalmente, aplicar hielo sobre las zonas del cuerpo que están flácidas o tienen sobrepeso contribuye a reafirmar la piel y adelgazar moderadamente a través de lo que se le llama hieloterapia que además, ayuda a desintoxicar el cuerpo, actúa como un lifting sobre los tejidos y piel caída y vigoriza la buena circulación cuando se acompaña con una terapia exfoliante.

 

Fuente: remediospopulares.com

email
Anterior

Diecinueve medallas ganó Colombia en cuarto día de competencias, Veracruz 2014

Siguiente

El Ocho era Moacyr