FarándulaMotorOtros

Carlos Muñoz, piloto del año de la Federación Colombiana de Automovilismo

El piloto colombiano realizó una gran temporada en la IndyLights del 2013.

Muñoz abordó por segundo año la categoría IndyLights con el equipo Andretti Autosport. La expectativa del equipo es grande tras un 2012 con buenos resultados (2 victorias) y excelentes mediciones en la telemetría.

Carlos Arrancó con una falla mecánica en San Petersburgo, pero en Alabama se quedó con todos los puntos obtenibles y en la carrera siguiente, Long Beach asciende al primer lugar del campeonato, el que mantuvo por gran parte del campeonato. Carlos se destacó siempre por sus buenas clasificaciones partiendo en cinco ocasiones desde la pole position, igual número de veces desde la segunda posición y solo dos veces partiendo desde el cuarto lugar.

Cerró el campeonato en el tercer lugar con 441 puntos, a 19 puntos del campeón, Sage Karam.

Muñoz debutó en la IndyCar en la prestigiosa carrera de las 500 millas de Indianápolis. El trabajo es duro pero el joven colombiano se adapta rápidamente. Durante todos los días de prácticas marca tiempos adelante. Recibe algunos consejos de Juan Pablo Montoya y sus coequiperos en Andretti Autosport, en especial el reinante campeón de la categoría: Ryan Hunter-Reay.

El primer día de prácticas hizo el 3er mejor tiempo.

El segundo día de prácticas hizo el mejor tiempo.

El sexto día de prácticas hizo el mejor tiempo.

El séptimo día de prácticas marcó el 3er mejor tiempo.

En casi todas las prácticas se mantuvo entre los 10 primeros.

Combinadas todas las 9 prácticas, Muñoz marcó el sexto mejor tiempo entre los 45 autos inscritos (algunos tenían “muleto” o auto secundario. Carlos no tuvo.)

El primer día de clasificación logró el segundo lugar, no tuvo que recurrir al “BumpDay”

Lideró 12 vueltas en la carrera pactada a 200.

Su vuelta más rápida en carrera fue de 00:40.2413 seg. a 223.651Mp/h que fue la mejor vuelta como líder de carrera.

Finalizó en el segundo lugar de carrera, detrás de Tony Kanaan, quien venció bajo neutralización, cuando Muñoz en las últimas 15 vueltas había logrado remontar desde el sexto puesto y de no ser por esa bandera amarilla, el colombiano habría tenido muchas posibilidades de sobrepasar al brasilero. Por lo menos fue lo expresado por los comentaristas expertos de ABC e IndyCar Radio.

Muñoz es el mejor novato de la edición 97 de las 500 millas de Indianápolis.

Posteriormente, en Toronto, Canadá, el piloto Ryan Briscoe se accidenta en la primera de dos carreras que se llevan a cabo en este circuito callejero. El dueño del equipo Panther Racing, John Barnes solicitó a Andretti que Muñoz fuera el reemplazo, por sus buenos resultados este año y el hecho de tener la licencia para conducir un Indycar (tras haber competido con éxito en Indianápolis).

Carlos compitió, arrancó en el puesto 24 (no tuvo oportunidad de clasificar) y terminó en el puesto 17. Barnes se expresó muy bien del colombiano: “El desempeño de Carlos en Toronto estuvo más allá de mis mejores sueños. Sabíamos que ponerlo en la carrera era una situación muy intensa, pero como le dijimos al comienzo: era más por aprender tanto como pudiera del Dallara-Chevrolet IndyCar en un circuito callejero difícil como Toronto. Nosotros no esperábamos mucho de él en carrera pero lo hizo increíblemente bien y a su vez impresionó a varios en nuestro equipo. Honestamente creo que este joven va a ganar muchas carreras y campeonatos en la serie IndyCar

A final de año, en Fontana donde Muñoz estaba enfocado en ganar su carrera de IndyLights, tras haber perdido la opción al título, el venezolano E.J.Viso se retira tras un breve paso en prácticas alegando condiciones de salud. Andretti no dudó en poner a Carlos en la tarea de manejar el auto No.5 de Viso.

Carlos clasificó 14 y desde la primera vuelta en competencia dio mucho de que hablar. Fue un espectacular sobrepaso tras otro, en la segunda vuelta tomo dos puestos, para la décima otros 2, se mantuvo al frente, disputando los primeros puestos, llegó incluso a estar segundo en carrera, pero en la vuelta 100 tomando la curva 4 pierde el control del auto y se estrella aparatosamente contra el muro por primera vez.

Muñoz no sufrió ninguna lesión y el ambiente en los pits no era acorde con el golpe recibido, sino por el contrario, los mecánicos felicitaron y estaban muy orgullosos del trabajo de Carlos en pista.

Al final del campeonato, habiendo competido solo en 3 carreras ocupa el puesto 28 con 74 puntos. La posición en el ránking de la revista Autosport y Castrol es tercero entre los colombianos, y 158 a nivel Mundial.

email
Anterior

Los 25 datos de la final: Deportivo Cali vs. Atlético Nacional

Siguiente

Galatasaray eliminó a la Juventus de la Liga de Campeones